jueves, 27 de octubre de 2011

Reportaje - Chiquitania. Polo turístico demanda más servicios e infraestructura

Cuando empiezan a hablar de su pueblo, lo primero que destacan Remberto Guasase y Teresa Raldes es el orgullo que sienten de vivir en una zona con encantadores sitios turísticos. No obstante, admiten que con mejoras, el atractivo de esa zona sería mayor.
Ambos son pobladores de Chochís, uno de los pueblos de alto potencial turístico que está a lo largo de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez, obra que prevé concluirse en 2012.
La naturaleza se luce en todo su esplendor en ese trayecto, sumado a la sencillez y amabilidad de la gente que uno va encontrando a su paso.
La construcción de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez, que forma parte del ansiado corredor bioceánico, mantienen a la expectativa a los pobladores del sudeste chiquitano que esperan beneficiarse del impacto económico y turístico. Sin embargo, ha ido desvelando, a su vez, limitaciones en servicios e infraestructura.
Llegar hasta esos pueblos es cada vez menos complicado, ya que no solo existe la opción del transporte en tren, sino también de buses y minibuses.
El problema surge a la hora de encontrar hospedaje o alimentos, ya que en algunas de esas localidades la oferta hotelera o gastronómica es escasa.
Otra de las debilidades en otros pueblos es la inexistencia o limitaciones de servicios básicos, así como de Internet y la ausencia de entidades financieras o cajeros automáticos.
La directora ejecutiva de la Organización y Gestión del Destino Turístico Santa Cruz, María Lourdes Zambrana, considera que la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez aumentará el flujo de pasajeros, turistas y de actividades. “Será muy beneficioso en la medida que los municipios estén preparados con infraestructura básica y de servicios. Hay que incentivar las inversiones locales”, puntualizó Zambrana.
El alcalde de San José de Chiquitos, Germaín Caballero, señaló que aún falta mayor inversión en capacidad y calidad en hotelería. Agregó que a fin de solucionar la carencia de alcantarillado se está agilizando un proyecto para dotar del servicio, y destacó los avances en la construcción de una Estación Policial Integral, para fortalecer la seguridad.
En Roboré también hay de-safíos. “El reto es buscar financiamiento o empresas privadas que inviertan más en el municipio”, explica Gary Velasco, concejal de ese municipio.
El secretario de coordinación de la Alcaldía de Puerto Suárez, Guillermo Flores, indicó que están abiertos a forjar alianzas para inversiones en turismo.

Diagnóstico del sudeste chiquitano

- Fortalezas. Los pueblos ubicados a lo largo de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez sobresalen por sus atractivos turísticos naturales y culturales. Tienen lugares de exótica belleza natural y paisajística, altos índices de biodiversidad, sitios con patrimonio cultural, histórico y arqueológico de alto valor, además de manifestaciones culturales auténticas. Buen clima todo el año. Ubicación geográfica estratégica y conectividad. El flujo de pasajeros y comercial es permanente desde y hacia Brasil.

- Oportunidades. El sudeste de Santa Cruz puede convertirse en un importante polo de desarrollo de Bolivia. Mejorar la calidad de vida de sus pobladores. Mayor aprovechamiento de la cercanía con el gigante mercado brasileño. Más oportunidades de empleo, a través del turismo.

- Debilidades. Falta de buena infraestructura hotelera, gastronómica y de servicios. Mayor valoración y promoción de los atractivos turísticos de la zona. Falta un Plan integral de Desarrollo Turístico del corredor bioceánico. Escaso incentivo para las inversiones.

- Amenazas. Crecimiento desordenado y saturación. Riesgos del turismo masivo sobre el patrimonio cultural y ambiental. Que las inversiones privadas en servicios turísticos las realicen desde Brasil. Que los actores locales queden al margen./ OGD-Santa Cruz

Opinión

La inversión aún resulta insuficiente
Cecilia Bruno / Proyecto Misiones
El proyecto Misiones Cainco-Cepad (2007-diciembre 2011) trabaja brindando asesoramiento y capacitación en 11 localidades de la Chiquitania (nueve municipios y dos comunidades), entre ellas tres poblaciones que están sobre la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez. Estas son San José, Roboré y Santiago de Chiquitos.
Se ha trabajado allí en el fortalecimiento de capacidades en temas relacionados con la otorgación de servicios y se está preparando un nuevo producto turístico, aprovechando la riqueza natural de la zona.
Vemos que todavía hay debilidades en infraestructura. Definitivamente eso es lo que más falta. Si bien han ido surgiendo nuevos emprendimientos gastronómicos, hoteleros y en servicios de transporte organizado, aún no son suficientes para atender la demanda que se prevé que traerá una carretera de semejante envergadura. Frente a ello se requieren políticas públicas que incentiven más inversiones.
El proyecto Misiones, apoyado por el BID Fomin, busca organizar y apoyar las mipymes y comunidades locales para fortalecer la gran Chiquitania como destino turístico internacional.

Click sobre la imagen para ver mas grande