sábado, 30 de junio de 2012

Estación biológica del Beni Atesora la flora y fauna amazónica

Declarada como área protegida en octubre de 1982, la Reserva de la Biosfera Estación Biológica del Beni (EBB) forma parte de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera de la Unesco. En sus 135 mil hectáreas atesora flora y fauna amazónicas con algunas especies en peligro de extinción.

Atesora la flora y fauna. La EBB se destaca por ser un reservorio natural con una gran cantidad de especies de flora y fauna que en algunos casos tienen amenazada su existencia. El pejichi, el marimono, el manechi, jaguar, ciervo de los pantanos, el águila harpía, el pato negro, la peta de río, el lagarto y el caimán negro están entre las especies más representativas.

En la reserva se han registrado 852 especies de fauna; alrededor de 80 mamíferos, 412 aves y 55 reptiles; sin embargo, no todas son buenas noticias, 36 especies de mamíferos, 50 aves y 16 reptiles enfrentan alguna amenaza que pone en peligro su conservación.

La riqueza en cuanto a flora también es impresionante. Son 815 las especies de plantas superiores las que están registradas; sin embargo, se cree que en total son 1.500 las especies en el lugar. Destacan la mara, palo maría, pachiuva y la jatata. La vegetación constituye un intrincado mosaico de bosques, humedales y sabanas.

Otros atractivos. Ubicada a 53 kilómetros de San Borja, Laguna Normandía forma parte de un sendero operado por algunas agencias y es la que más motiva a los visitantes. Se pueden observar paisajes espectaculares e incluso caimanes.
Cerca a la laguna está una torre de observación, desde la cual se puede apreciar las diferentes muestras de flora y fauna de la sabana. Este lugar es apto para sacarse fotografías inolvidables.

Río Maniquí. Está en el extremo noroeste de la Reserva, sin lugar a dudas la belleza del entorno unido a la flora y fauna existentes hace que se convierta en un gran potencial turístico.

A lo largo de sus riberas se encuentran las comunidades indígenas T'simanes existentes, una visita le permitirá conocer sus costumbres, artesanías y muestras culinarias. Se puede observar el sendero a la laguna "Cedral" y parte del recorrido al sendero "Palma Flor", donde se realiza un contacto más directo con la naturaleza.