lunes, 10 de diciembre de 2012

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS CUATRO CASCADAS DE ENSUEÑO A POCOS KILOMETROS DE SANTA CRUZ

Majestuosa pero delicada a la vez. Escondida entre gigantes rocas y cubierta por deslumbrante vegetación, una delgada ‘capa’ de agua de 85 metros de alto cae suave y agitada, en ciertos momentos, por el viento.

Con ese encanto natural va cautivando miradas y contagiando una inusitada paz interior a quienes llegan por primera vez hasta su lecho, en la comunidad Jardín de las Delicias.
Esa es la primera cascada que uno encuentra al paso saliendo desde esa comunidad ubicada a 35 km del municipio de El Torno y a 70 km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. La impresionante vista panorámica aleja de inmediato el cansancio de la caminata que se debe realizar por senderos de subida y de bajada en medio del bosque hasta llegar a ese lugar.

Una vez allí, lo primero que el visitante quiere hacer es lanzarse a la laguna de agua cristalina formada al pie de esa cascada.

El agua se mantiene fría todo el tiempo y es una tentación para aliviar el cuerpo del sofocante calor que reina en la zona.

La laguna se va haciendo más profunda conforme se va avanzando hacia el centro de la misma por lo que Maximiliano Mansilla Baigorria, el guía que nos acompañó en esta emocionante aventura, nos recomienda tener cuidado y continuar solo si sabemos nadar bien, tomando las debidas precauciones.

El suave e intermitente sonido del agua que cae contra las rocas sumado al canto de aves que cruzan volando de rato en rato invade el ambiente y motiva a la relajación total y a olvidarse, por un momento, de las preocupaciones y del estrés de la ciudad.

Hay otras tres cascadas de 40, 60 y 120 metros de altura respectivamente, que también se pueden visitar dentro de esa comunidad, según explica Mansilla mostrando un mapa instalado al ingreso de ese parque natural.

Llegar hasta ellas, sin embargo, requiere de un poco más de tiempo y también de un buen estado atlético del visitante porque implica seguir caminando por estrechos senderos abiertos entre el bosque, haciendo lance en el trayecto a árboles, plantas, raíces, piedras y riachuelos.

Un ‘tesoro’ natural
La comunidad Jardín de las Delicias se encuentra dentro del Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) del Parque Nacional Amboró, la cual es considerada como una de las áreas protegidas más importantes de Bolivia por su rica biodiversidad.
El parque nacional Amboró comprende nueve municipios del departamento de Santa Cruz (Yapacaní, San Carlos, Buenavista, Comarapa, Mairana, Samaipata, Pampagrande, El Torno y Porongo) y concentra varias especies de flora y fauna.

Además de sus impresionantes cascadas, dentro del Jardín de las Delicias también se pueden observar orquídeas, gladiolos, achiras, líquenes, bromelias, entre otras plantas y flores de vistosos colores y sorprendentes formas.

En animales, allí es posible encontrar loros, tucanes, tordos, pavas, monos, jochis, tapir, antas, peji, taitetú, gato montés, zorros, víboras y otras especies.
Por la importante riqueza natural que existe en la zona, el Gobierno Municipal de El Torno asegura estar gestionando recursos para potenciar el Jardín de las Delicias y otros cuatro sitios turísticos de los alrededores. Estos son: Laguna Palmira, El Chorrito, Alto Espejo y Jardín El Progreso, cada uno con encantos naturales de singular belleza.


La meta es incentivar el turismo en la zona y generar más conciencia y respeto del medio ambiente, según explicó Virginia Cruz, responsable de Turismo de la Unidad de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Alcaldía del lugar.
Como parte de ese objetivo, el Gobierno Municipal de El Torno organizó el pasado 16 de noviembre una Caminata Ecoturística que partió desde la plaza principal del pueblo rumbo al Jardín de las Delicias.

Esa actividad, que se realizó por tercer año consecutivo, reunió a jóvenes y adultos de establecimientos educativos del municipio de El Torno, además de miembros del Grupo de Rescate Feros y guardaparques.


Por la salud y el medioambiente, fue el lema de esa caminata ecoturística y una vez en el Jardín de las Delicias, los participantes pudieron disfrutar del camping y algunos se animaron a practicar rapel bajando la cascada.

Gota a gota
El agua que cae por un lado de la cascada va dejando extrañas huellas sobre la tierra















Una aventura paso a paso
Desde la ciudad de Santa Cruz hasta el municipio de El Torno el viaje demora casi una hora en vehículo siguiendo por la carretera antigua a Cochabamba. En el recorrido se pasa también por el municipio de La Guardia. En ambas poblaciones es posible encontrar todo tipo de negocios comerciales y algunos sitios de hospedaje y alimentación.
Una vez en El Torno, hay que seguir rumbo al río Piraí y tomar la ruta que va hacia La Forestal.
El camino está ripiado y unos pequeños letreros lo guiarán hasta llegar a la comunidad Jardín de las Delicias, lo que le tomará una hora y media más de viaje. En el trayecto hay que atravesar 30 riachuelos y quebradas.

Al llegar a la comunidad, lo primero con lo que se encontrará de frente es con las Cabañas Ecoturísticas Cataratas del Jardín, una infraestructura desde donde se ofrece hospedaje, alimentación y guías para los visitantes

Esas instalaciones, que son la ‘puerta de ingreso’ al área de las cascadas, forman parte de un proyecto promovido por Cedeti (Centro de Tecnología Intermedia), Pro Rural, Cosude (Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación) y Hoyam Mojos, instituciones que impulsaron hace unos años la instalación de cabañas ecoturísticas en ese y otros destinos turísticos aledaños para contribuir a la protección de la riqueza natural de la zona.
Desde allí hasta el sitio donde nace la primera cascada se tarda apenas cinco minutos a pie. El lugar permite disfrutar de una impresionante vista del Parque Amboró. El viaje continúa, ahora bajando por senderos rumbo a los pies de la cascada.
Las Cabañas Ecoturísticas Cataratas del Jardín son administradas actualmente por una asociación integrada por 18 pobladores de la zona que se encargan del mantenimiento del lugar, así como de brindar una serie de servicios para los visitantes.
Maximiliano Mansilla, nuestro guía, es uno de los anfitriones. Según comentó, las temporadas con mayor flujo de visitantes a las cascadas del Jardín de las Delicias son entre agosto y enero.

LEJOS DEL ESTRÉS

Esta es la vista panorámica que se observa desde el mirador que existe en el ingreso a la primera cascada

En octubre pasado 115 personas visitaron ese destino turístico. Mansilla explicó que hay extranjeros que quedan impactados con el lugar, entre ellos citó el caso de un grupo de estadounidenses que disfruta solo de acostarse en la arena y mirar la caída de agua por un buen rato.
Rosario Baldomar, presidenta del directorio de la Organización del Destino Turístico Santa Cruz (OGD-SC), considera que el Jardín de las Delicias es ideal para el turismo de aventura.

Si bien observa que el lugar requiere aún de mayor infraestructura y servicios de atención al turista, Baldomar considera que puede ser muy bien aprovechado por aquellas personas que disfrutan de la observación de la naturaleza, de las caminatas por senderos ecológicos y de algunos deportes extremos.
Entre los planes para atraer más visitantes al Jardín de las Delicias, Mansilla indicó que se están haciendo gestiones ante una empresa de telecomunicaciones para contar con servicio de telefonía en el lugar. Actualmente allí no hay señal de telefonía fija ni celular.
Asimismo, se busca seguir haciendo mejoras dentro de las instalaciones de las Cabañas Ecoturísticas Cataratas del Jardín

2 comentarios:

  1. donde puedo encontrar un mapa para ir por mi cuenta al Jardin de las Delicias??

    gracias

    roberto pareja
    rpareja@cracovianet.com

    ResponderEliminar
  2. quisera saber algun telefono si hay alla en el jardin de las delicias.para las cabañas.

    ResponderEliminar