martes, 18 de diciembre de 2012

Un Paraíso en Caparú

Paraíso recóndito y poco explorado. Así es la meseta Caparú, conocida también como Huanchaca, situada en el sur del Parque Nacional Noel Kempff Mercado. Es tan vasta e inexplorada que tan solo recibe la visita de unos 100 turistas al año y el 95% de ellos es de extranjeros.
La meseta Caparú se encuentra a casi 1.000 metros sobre el nivel del mar. Fue descubierta por el explorador inglés Percy Harrison Fawcett en 1910, que era amigo de Arthur Conan Doyle y al que relató sus experiencias en esa región. Las descripciones hechas por Fawcett inspiraron al creador de Sherlock Holmes para escribir su novela El mundo perdido en 1912.

El lugar es una formidable meseta de origen precámbrico (de hace más de un billón de años), formado por rocas, cascadas e innumerables arroyos de aguas claras que se distribuyen entre pampas e islas boscosas.

“Es, posiblemente, la formación geológica más antigua del continente sudamericano”, afirma Hugo Santa Cruz, consultor en Ecoturismo de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), que comandó la expedición que nos permitió visitar esta parte del Kempff Mercado.
Para descubrir ‘el mundo perdido’ se necesita llegar hasta la región noroeste del departamento de Santa Cruz. La comunidad Florida, situada en la provincia Velasco, es el punto de partida. Se puede visitar el lugar vía aérea o terrestre, dependiendo de la disponibilidad de tiempo y de recursos económicos.

La expedición
La navegación de noche por el río Paraguá es una de las experiencias más emocionantes. Subidos en canoas con remo, comienza la travesía para ver a los caimanes negros, que llegan a medir hasta seis metros de largo, y también para conocer la vida nocturna del río, que es fuente de abastecimiento de los pescadores de la comunidad indígena chiquitana.

De día, el periplo por el río es otra aventura para encontrarse con una población de nutrias gigantes, tal vez la más importante de esta especie que está en peligro de extinción. “En 2006 se hizo un censo y se determinó que había 56 familias de nutrias. Estimo, personalmente, que este número ha ido en aumento porque ya no hay cacería de este mamífero”, remarca Santa Cruz.


Un río de aguas cristalinas.
Ideal para la navegación
El río Paraguá se caracteriza por sus aguas claras, donde se pueden observar cientos de especies de peces, aves y mamíferos acuáticos, como las londras gigantes y los bufeos o delfines de agua dulce. Este viaje en canoa es una excelente forma de dejar atrás el estrés citadino..



La comunidad
Florida tiene una serie de atractivos y actividades turísticas gracias a su estratégica ubicación. Cuenta con una alta biodiversidad, que puede ser apreciada en su río y en sus senderos, hasta el campamento Las Lajas, dura aproximadamente unas dos horas y media. En el sendero se pueden apreciar diferentes especies de aves, monos e insectos. Hay que remarcar que el excursionista debe estar bien preparado físicamente para aguantar el largo viaje a pie. Hay que aprovisionarse de agua y de alimentos en conserva.
Para llegar a la cima de la meseta, donde existe una espléndida piscina natural de aguas cristalinas que invitan a tomar un baño refrescante, se debe subir una pendiente. La travesía demora unas dos horas. En el trayecto se pueden ver águilas arpía, el ciervo gama (éndémico del área) tapires y una variedad de aves como la paraba azul amarilla, oropéndolas, urracas crestadas e infinidad de loros.
En lo alto de la meseta se presentan distintos tipos de hábitat: bosques, ríos, lagunas, valles, sabanas y más. Gracias a su difícil acceso, la meseta ha logrado conservarse casi en su estado prístino y hoy representa uno de los sitios menos explorados en todo el mundo.
La expedición finaliza en Huanchaca II, donde hay grandes farallones, cataratas, formaciones rocosas e importantes sitios arqueológicos.

Catarata Encanto
El visitante simplemente queda hechizado ante la magia de las aguas cayendo desde lo alto de la meseta. Es un lugar con una impresionante belleza escénica donde uno puede disfrutar de un baño y observar a miles de mariposas que revolotean alrededor.

Alojamiento y alimentación
En Florida hay dos albergues básicos con un baño compartido y capacidad de hospedar a 22 personas con servicio de alimentación. El pernocte dentro del parque es en tiendas de campaña. La Asociación Mundo Perdido tiene equipo básico de campamento para los turistas.
Los guías tienen un excelente conocimiento de la zona, fruto de su convivencia cotidiana con el bosque, lo que les permite interpretar la naturaleza desde una perspectiva diferente

PARA TOMAR EN CUENTA
Hay operadoras de turismo como Forest, Amboró y Ruta Verde Tours que organizan diferentes expediciones al Mundo perdido. Es importante tomar algunas previsiones antes de emprender el viaje

UNA INDUMENTARIA ESPECIAL PARA LLEVAR
La visita requiere un excursionismo exigente por las largas caminatas. Hay que llevar zapatillas especiales para caminar, mochilas grandes, camisas mangalargas y pantalones de colores neutros que no vayan en contraste con el bosque. Protector solar y repelente son indispensables. No olvidar llevar traje de baño, agua y también alimento para el camino.

EL PARQUE NACIONAL NOEL KEMPFF MERCADO
Está localizado a 600 Km al noreste de Santa Cruz. Es uno de los parques más grandes (1.523.000 de ha) y más intactos de la Amazonia. Es tan maravilloso y tiene una única belleza. Es uno de los lugares más protegidos y biodiversos del planeta. Es por ello que la Unesco lo declaró Patrimonio Natural de la Humanidad el 22 de noviembre de 2002.

DE EL MUNDO PERDIDO DE CONAN DOYLE
“Una superficie tal vez tan grande como Sussex fue levantada en bloque con toda su flora y fauna, y cortada con precipicios perpendiculares, de una dureza que resiste la erosión... Los diferentes factores que influyen en la lucha por la existencia en todo el mundo quedaron neutralizados o alterados. Sobrevivieron criaturas que de otra manera habrían desaparecido”.

ES UNA DE LAS SELVAS MEJOR ATESORADA
Por Alfredo Rodríguez /alfinxs@gmail.com
La ficción generó una gran cantidad de adaptaciones del mundo perdido en series televisivas, películas y otras publicaciones y también verdaderas y vanas expediciones europeas a la Amazonia en busca de cápsulas territoriales detenidas en el tiempo o algún otro fantástico descubrimiento.
Sin embargo la meseta está ahí, en el extremo oriental de Santa Cruz, y es parte del Parque Nacional Noel Kempff Mercado, un área protegida con más de un millón y medio de hectáreas y que resguarda una de las selvas mejor conservadas y atesoradas de la Amazonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario