jueves, 3 de enero de 2013

Antecedentes históricos de fundación de la Casa de Moneda de Potosí, Siglo XVI

Con el descubrimiento del Cerro Rico y el asentamiento de una nueva población, Potosí se convertiría por varios siglos en el núcleo vital o en el centro de la economía de los virreinatos del Perú y del Río La Plata.
Nace una nueva población, crece y se desarrolla caóticamente a los pies del Cerro Rico y se transforma a lo largo de los siglos, en torno a la explotación argentífera, concentrándose una numerosa y heterogénea población compuesta por mineros, indígenas, comerciantes, artesanos y oficiales reales.
La conveniencia de establecer una Casa de Moneda, fue una consecuencia del crecimiento de la minería y el comercio entre España y sus colonias. Tuvo que transcurrir cerca de 30 años para que en Potosí se fabrique monedas de plata. La falta de metales preciosos en la ciudad de Los Reyes y la abundancia de plata en la Villa Imperial de Potosí, motivaron que la ceca de Lima fuese cerrada y sustituida por la Casa de Moneda de Potosí bajo el gobierno del 5to. Virrey del Perú don Francisco de Toledo en 1572.
El virreinato carecía de la pureza metálica necesaria, el virrey Toledo se quejaba que “desde diez legua de la Ciudad de los Reyes acá, no sólo no corre moneda acuñada, pero aún ni un real he visto ni que se haya”. En 1572, a su paso por la ciudad de La Plata, Toledo luego de haberse reunido con los cabildantes, oidores y otras personas importantes del lugar, quedó convencido de las bondades que traería al reino el traslado de la ceca limeña a ese paraje, y determinó que la fábrica fuese llevada a La Plata, quién ordenó llevar la maquinaria y herramientas de la Casa de Moneda de Lima. La ceca tuvo al perecer corta vida y se ordenó llevar la fábrica de moneda a Potosí, con las mismas reglas de acuñación dispuesta por R.C. de 21 de agosto de 1565 para la ceca de Lima.
E. Paolleti afirma que Toledo decidió fundar una Casa de Moneda en Potosí el 28 de febrero de 1572. G. Mendoza asevera que el 29 de agosto de este año el cabildo de Potosí había venido tomando disposiciones para el recibimiento del virrey Toledo, quien arribó el 23 de noviembre. Arzans, señala que se abrieron los cimientos en diciembre de 1572; finalmente, A. Alba cita que el 8 de diciembre de este año se habría iniciado los trabajos de construcción.
A partir de estas investigaciones, parecería que el virrey Toledo estuvo dispuesto en establecer dos casas de moneda en la Real Audiencia de Charcas: una en la ciudad de La Plata y otra en la Villa Imperial de Potosí; o finalmente, mas solo instalar o habilitar en La Plata “las casas donde vivía el señor Presidente del real audiencia” en forma provisional, hasta que el edificio de la Casa de Moneda de Potosí, esté concluida en su construcción.
Frente a esta situación, la crónica de Luis Capoche encierra material de interés para la historia minera y económica de la Villa Imperial de Potosí. No pasó mucho tiempo para que escribiese sobre la visita de Toledo cuyo gobierno fue tan importante para Potosí, cuando afirma: “el virrey don Francisco de Toledo mandó cerrar y que no se labrasen las minas de cobre que hay cerca de esta villa, e hizo casas de moneda, porque la que se había fundado en Lima por el señor presidente y gobernador Lope García de Castro, no era de ningún socorro ni remedio, porque nadie subía de los llanos reales a la sierra”.
A partir de la descripción del cronista Arzans y de las notas de G. Mendoza, se conoce que el 29 de agosto de 1572 el cabildo de Potosí había venido tomando disposiciones para el recibimiento del virrey Toledo, quien llegó “desde la ciudad de los Reyes a esta Imperial Villa” el 23 de noviembre de 1572, alegrando y aplaudiendo su venida con 15 días de costosísimas fiestas. Durante su visita oficial, ordenó la construcción de varios edificios públicos reorganizando con criterio urbanista y trazo damero, dispuso la ampliación de calles y plazas. Asegura que “por orden de su excelencia la que estaba fundada antes en la ciudad de Lima se pasó a esta Imperial Villa”, a mediados de diciembre de este año se empezó a cimentar la iglesia de San Lorenzo “y en el mismo día se comenzó la obra de la gran Casa de Moneda y Cajas Reales…”.
Por su parte A. Alba establece el día exacto de fundación, afirmando que se confió a Gerónimo Leto para que comience a cimentar el 8 de diciembre de 1572, levantó “muros con piedra de barro; modela las chimeneas con ladrillo y cal; da termino a las oficinas con techos de teja roja y luciente”.
Pedro V. Cañete cita que la Casa comenzó a construirse en 1572 y Medina afirma que fue con posterioridad al cierre de la Casa de Moneda de La Plata, a fines de 1574 y principios de 1575.
Aunque existen autores que afirman que antes de 1572 existía una casa de amonedación, como dice Alcedo que fue fundada en 1562, si fuese así, Arzans tiene razón en aseverar que en 1563 el tesorero de la casa de moneda integraba el Cabildo. Por otro lado, aunque en la Recopilación afirma que por Cédula Real el Emperador D. Carlos y la Reyna G. en fecha 11 de Mayo de 1535, ordenan la fundación de la casa de moneda de Potosí, incluyendo la de México y Santa Fe del Nuevo Reino de Granada. Por cierto, hasta antes de 1545 el Cerro Rico y Potosí no se conocían todavía, la mencionada ley se refiere solamente a la ceca de México y es obvio que no tiene ninguna relación con las otras dos mencionadas. Burzio aclara que la autorización para establecer la ceca se obtuvo para México. Esta información aparecida en la Recopilación ha sido posteriormente tomada al pie de la letra por otros, que sin análisis la han tomado como definitiva no sólo para Santa Fe sino también para Potosí.
En una Provisión dada por Toledo, se confirma que por su orden se mandó a fundar la ceca de Potosí, quien argumenta de la siguiente forma:“…avos los oficiales rreales dela rreal aza de su magd que rresidis en la Villa ynperial de Potosí sabed que Jhoan de Yturrieta tesso de la cassa de la moneda que por mi mandado está fundada en la dha Villa me ha ssido hecha rrelacion diziendo que por ser la dha casa nueba y por no entender los Vezinos y moradores della y tratantes y mercaderes el Veneficio dela dha moneda noan metido ni meten a labrar…”.
Otra Provisión de 28 de febrero de 1574 expedida por Toledo, reitera que él tiene cometido, ordenado y mandado fundar en la Villa Imperial de Potosí, una Casa de Moneda para que en ella se labre cantidad de moneda para el trato y comercio de estos reinos.
Según Burzio, la ceca de Potosí quedó instalada entre fines de 1573 y principios de 1575, “consta por cartas del citado virrey que en 1574 ya se labraba moneda… Por el fragmento de la carta transcripta que lleva fecha de 3 de marzo de 1574, se desprende que al tiempo de escribirla el virrey Toledo, ya se encontraba en funcionamiento la ceca, de manera que su formal instalación debe haberse llevado a cabo entre fines de 1573 y principios del siguiente año”.
Para finalizar, los libros de la Hacienda Real de Potosí, tras la primera rendición de monedas de plata que se sacaron de la Casa de Moneda de la Villa Imperial, se conoce que los trabajos de acuñación se iniciaron el 28 de marzo de 1574. Lo que significaría que la ceca de Potosí se construyó entre diciembre de 1572 a marzo de 1574, siendo corregidores don Damián de la Bandera (1571-1573) y Juan Dávila (1573-1575).


*Es socio de número de de la Sociedad
Geográfica y de Historia Potosí