lunes, 28 de abril de 2014

El río Ichilo tiene sus encantos y te invita a disfrutar



Recorrer en canoa o en cualquier embarcación el río Ichilo es descubrir lugares mágicos con naturaleza singular, bosques vírgenes, avistar aves, tortugas y otros que están a la vista del visitante.

Este disfrute se hace bajo el sol radiante que le pone color a una jornada en la zona de Chapare. Puede comenzar esta experiencia turística en varios puertos, pero el principal y que mejores condiciones ofrece es Puerto Villarroel, en Cochabamba. Desde este lugar se puede tomar una embarcación, sea propia o alquilada. Si lo hace en familia existen los servicios de un barco turístico que lo pasea por las aguas abajo o arriba del imponente Ichilo.



Pesca deportiva

Aunque el Ichilo es ahora una de las fuentes de abastecimiento de peces para el consumo del país, no se puede dudar que es una actividad muy venida a menos por el exceso en el uso de mallas y otros recursos para lograr las presas.

Sin embargo, para disfrutar sin los excesos está la pesca deportiva, tal como lo hicieron varios grupos de fanáticos pescadores que aprovecharon el feriado largo de Semana Santa para internarse en el Ichilo y disfrutar de este conjunto natural lleno de encantos.

En Puerto Villarroel, al que se llega por carretera asfaltada, existe hotelería y restaurantes para disfrutar de comidas elaboradas en base a pescados.

El plato fuerte está en navegar las aguas correntosas del Ichilo que, además, en alguna de sus curvas tiene hermosas playas naturales para tomar el sol y darse un chapuzón.

Lo cierto es que esta diversión, con tranquilidad y descanso, es sinónimo de lo que se puede vivir en un viaje con naturaleza exótica y mucho que ver; y si es pescador, probar un pique con una buena caña y carnada es cuestión de suerte

No hay comentarios:

Publicar un comentario