sábado, 26 de diciembre de 2015

Acampar en Tarija, turismo de relax al alcance de todos



Un fin de semana familiar o entre amigos, practicando deportes, preparando una parrillada y paseando por la campiña tarijeña son las actividades favoritas de los tarijeños una vez que comienza la temporada de calor.
Y para ello la oferta es variada ya que en diferentes puntos y comunidades de la campiña tarijeña se han creado espacios que buscan satisfacer las necesidades de los tarijeños en cuanto a actividades de descanso.
La temporada alta del turismo comienza en noviembre en Tarija, en ello coinciden los dueños de las diferentes ofertas de destinos turísticos y de descanso, donde tanto los visitantes de fuera como los tarijeños pueden pasar un fin de semana disfrutando del contacto con la naturaleza.
Las ofertas son variadas y las hay para todos los gustos, los complejos turísticos ubicados a pocos minutos de la ciudad de Tarija como La Ensenada, el Country Club y El Caserío de La Victoria son algunos ejemplos.
Se trata de complejos turísticos que ofrecen la posibilidad de acampar a grupos de personas de toda edad y que funcionan todo el año pero cuya actividad se incrementa con la llegada de la primavera y en especial a partir del mes de noviembre.
En la comunidad de Erquiz se encuentra La Ensenada, un lugar que recibe visitas tanto de Tarija como del interior y exterior del país.
Para ello, Carlos Ibarra, propietario de La Ensenada ofrece la posibilidad de acampar a un costo de 20 bolivianos por persona y 10 para los niños y utilizar servicios como duchas, piscina, las mesas de billar, los futbolines o las canchas de badminton. “En caso de tratarse de grupos grandes se les hace un precio diferente”, explica Carlos Ibarra.
Los grupos que los visitan están compuestos por jóvenes y personas mayores de diferentes instituciones como colegios e iglesias, y también grupos familiares, quienes se preparan su propia parrillada en el lugar.
Cuenta además con una cabaña para la realización de eventos y fiestas que tienen lugar los fines de semana.
El Country Club es un complejo turístico ubicado en Tolomosita oeste, en el cual desde el mes de septiembre se han incrementado las visitas de diferentes grupos familiares de amigos, promociones y turistas que buscan un lugar tranquilo donde pasar el fin de semana.
“Vinimos el sábado al medio día y nos vamos el domingo después de almuerzo”, comenta Sandra, quien vino a pasar un fin de semana con dos familias amigas al Country Club. Según explica, lo que les atrajo a este lugar es la posibilidad de relajarse, en primer lugar, ya que hay lugares para que sus niños puedan entretenerse y también espacios apropiados para ellos como el cine o el karaoke.
De acuerdo al gerente general del Country Club, Fernando Cortez, reciben entre 200 y 300 personas en los mejores días de fin de semana, es decir en aquellos en que no coinciden con las lluvias en donde el promedio son 70 personas.
Los visitantes pueden acceder a una cama en una habitación para cuatro personas por 100 bolivianos cada uno.
En caso de sólo acampar, el costo es de 60 bolivianos para adultos y 30 para niños.
El country club cuenta además con un circuito apropiado para la realización del canopy, una especie de desafío en el que los participantes que se anotan deben pasar por diferentes obstáculos en plataformas ubicadas en los árboles hasta culminar en la tirolesa.
El Caserío de La Victoria es un espacio creado especialmente para disfrutar del turismo rural, en el cual sus propietarios han construido cabañas en las que pueden pasar la noche grupos de personas. “Tenemos cabañas para cuatro o cinco personas, además ofrecemos la posibilidad de utilizar a piscina y practicar deportes”, explica Beimar Sánchez, administrador del lugar.
Una de las características del lugar es la ausencia de acceso a la tecnología ya que se trata de tener un contacto pleno con la naturaleza. Lo más atractivo son las cabañas que fueron construidas en base a un diseño rústico y muy acogedor. En ellas el visitante puede preparar sus propios alimentos ya que cuenta con una cocina y afuera, a un costado de la cabaña un parrillero.
“Viene gente de la ciudad y también de otros departamentos y países, especialmente argentinos”.
En el caso del Caserío de La Victoria se alquila la cabaña completa para cuatro personas por 380 bolivianos y en caso de preferir el albergue, que cuenta con seis habitaciones para cinco o seis personas se cobra 80 bolivianos por cada uno.
“En temporada alta se debe reservar con uno o dos meses de anticipación ya que la demanda es grande”, advierte.

Piscina, campo y actividades de aventura

Piscina
La piscina es muy solicitada durante la época de verano en todos los complejos turísticos. En la ensenada la piscina cuenta con tres niveles, para niños, novatos y nadadores.

El campo
La esencia del Caserío de la Victoria es un ambiente que invita a relajarse y disfrutar del aire puro del campo rodeados de un paisaje acogedor, nadando en la piscina o practicando deportes.

Canopy
En el Country Club una de las principales atracciones es el canopy que invita a la aventura y es muy solicitado sobre todo por los jóvenes quienes son asesorados por instructores durante el recorrido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario