sábado, 4 de marzo de 2017

Sistema Vial Andino Proyecto tri-nacional promociona turismo patrimonial y comunitario

El pasado 2 de marzo, los gobiernos de Bolivia, Perú y Ecuador lanzaron el proyecto tri-nacional de Turismo Patrimonial Comunitario Qhapaq Ñan, buscando promocionar el turismo en las tres naciones.

Pocas veces se unen estos elementos: arqueología, culturas vivas y ecosistemas naturales. La ruta del Qhapaq Ñan, nace al norte y se pierde en el extremo sur de Sudamérica. Los actuales territorios de seis países se integran a través de esa ruta, que muchos dicen era el “Camino del Inca”, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2014.

El pionero proyecto tri-nacional de Turismo Patrimonial Comunitario Qhapaq Ñan es impulsado y promocionado por los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Perú. Busca presentar al mundo esta maravilla, con el apoyo de la Cooperación Italiana para el Desarrollo y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD.

BOLIVIA: PATRIMONIO Y RIQUEZA

Estudios arqueológicos realizados permiten situar a los caminos prehispánicos de Bolivia en diversas regiones caracterizados en casos por su estructura, relieve y ecología, según la investigación de José Estevez Castillo. El Qhapaq Ñan en su recorrido atraviesa un inmenso espacio territorial que hoy conforma siete de los nueve departamentos de la geografía nacional. Las investigaciones dieron como resultado la construcción de la red vial prehispánica en Bolivia con dos ramales principales que rodean la región próxima del lago Titicaca y se dirigen hacia el sur hasta el sitio de Calahoyo, frontera con la Argentina.

De estos ramales se desprenden varios otros caminos que fueron hechos para conectar importantes e inmensas zonas agrícolas, mineras y hasta centros espirituales, en suma, facilitar intercambios entre las naciones y pueblos originarios de entonces. En Bolivia, suman aproximadamente 80 municipios que tienen caminos prehispánicos, en el altiplano, yungas, valles y áreas subtropicales.

En 2016, el Ministerio de Culturas y Turismo, los Gobiernos Municipales y la cooperación externa, encargada de gestionar el desarrollo de capacidades locales para la promoción del turismo cultural comunitario en el Qhapaq Ñan, identificaron 3 rutas que forman parte del Qhapaq Ñan - Sistema Vial Andino. La primera involucra a los municipios de Desaguadero, Guaqui, Tiwanaku, Laja y Viacha; la segunda Puerto Acosta, Escoma, Carabuco, Achacahi, Huarina, Batallas, Ancoraimes y Pucarani; y el tercero comprenden los municipios de Palca y Yanacachi, conocido como la ruta del Takesi.

El primer segmento corresponde a la región fronteriza con Perú. Ésta tiene la longitud de 94.2 Km. Esta ruta internacional, que llega hasta La Paz, cuenta con varios trazos de caminos prehispánicos y principalmente la presencia del centro arqueológico de Tiwanaku, desarrollado por la cultura del mismo nombre.

En esta primera ruta, también se destacan el Municipio de Guaqui, por la fiesta de Tata Santiago; el Puerto de Guaqui y el Museo del Lago Titicaca, que inspiraron varias películas y documentales. A esto se suma la existencia del camino prehispánico y la existencia de un tambo en la comunidad de San Pedro de Desaguadero, a metros del “lago sagrado”, el Titicaca, que en sus místicas aguas esconde historias entre mitos y leyendas.

Asombrosas construcciones religiosas, templos, complejos arqueológicos, muelles, tambos y templetes semisubterraneos desde Puerto Acosta hasta Batallas, forman parte de la segunda ruta priorizada del Qhapaq Ñan. Lugares como Inka Samaña y la formación rocosa del Dragón Dormido en Santiago de Okola, son sitios de asombrosa riqueza patrimonial.

En la tercera ruta, sobresale el largo Camino del Takesi, una ruta construida de piedra, que está bien conservada y que provoca la curiosidad permanente de los visitantes, recorrido que cuenta con atractivos adicionales, como lagunas, serranías, vegetación y fauna típica del lugar, promoviendo incluso la pesca en las comunidades de Takesi, Kacapi y Chojlla. El final es el pueblo de Yanacachi, con sus calles y viviendas de piedra, que rememoran tiempos coloniales. Este tramo vincula la parte occidental (Altiplano) del país con áreas subtropicales productoras de coca (Yungas).

TURISTAS

La abundante riqueza natural, arqueológica y cultural del Qhapaq Ñan en Bolivia permite admirar estos elementos de manera conjunta. La variedad del ecosistema andino en la región corrobora que el visitante puede apreciar el proyecto desde cualquier punto o tramo. Desde el colosal repositorio arqueológico de Tiwanaku hasta el Takesi o la singularidad de los municipios que rodean al norte del Lago Titicaca. Cualquier punto puede conquistar al turista, porque la región posee diversas expresiones culturales.

DESAFÍO

Hoy, Bolivia busca potenciar la ruta del Qhapaq Ñan desde una perspectiva de turismo comunitario, promoviendo el patrimonio existente desde las propias comunidades, donde hombres y mujeres asuman el reto de conservar su patrimonio y disfrutar de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada