Mostrando entradas con la etiqueta San José de Chiquitos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta San José de Chiquitos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de agosto de 2014

Misiones de chiquitos

La Chiquitania es una región que alberga en su seno habitantes originarios de la zona, los chiquitos o chiquitanos. En ese lugar se establecieron las Misiones Jesuíticas enviadas por la Iglesia para evangelizar al Nuevo Mundo.

A partir de la segunda mitad del siglo XVII (desde 1691 hasta 1760), los jesuitas comenzaron sus edificaciones. La evangelización mediante el uso de la música renacentista y barroca tuvo gran acogida en la época y se fusionó a la cultura originaria del lugar.

La misiones jesuíticas de Chiquitos quedan como un legado extraordinario, porque son las únicas en Sudamérica que no fueron destruidas luego de que los jesuitas fueran expulsados de las colonias españolas. No se tratan de ruinas sino de pueblos vivos, con gente que sigue yendo a misa en las mismas iglesias majestuosas, a disfrutar de los mismos conciertos de música barroca, como lo hacían entonces cuando los jesuitas regían las misiones hace tres siglos atrás.

Los templos de estas reducciones (restaurados en parte) son verdaderas joyas arquitectónicas, y no están abandonados, sino que cumplen su función religiosa en los pueblos. Construidos en el estilo barroco-mestizo, presentan bellos murales, altares, columnas, púlpitos y cajonerías tallados en madera. Se destacan además, por la originalidad de su construcción, que se manifiesta tanto en la estructura, como en el color, la ornamentación y los materiales utilizados.



VARIAS ÓRDENES

La colonización de América fue emprendida por sacerdotes de distintas órdenes religiosas, que cumplieron una amplia labor evangelizadora. Entre las misiones destacaron las de los jesuitas y franciscanos, y su labor en la Chiquitania boliviana.

La Compañía de Jesús, bajo el mando de Ignacio de Loyola y por órden del papa Paulo III, emprendió para marzo de 1540 la labor de fundar reducciones y evangelizar en las tierras del Nuevo Mundo, así como la incursión y descubrimiento de nuevos dominios. En Bolivia influyó fuertemente la búsqueda de El Dorado o el Gran Paitití, denominativos de una mítica ciudad de oro.



LUGAR DE LAS MISIONES

CONCEPCIÓN. Esta misión fue fundada en 1706. Su iglesia, una de las más bellas de la zona, fue construida entre los años 1752 y 1753 y restaurada entre los años 1978 y 1982.

SANTA ANA. Fundada en 1755, esta misión es la que conserva de manera más auténtica los elementos locales de tradición.

SAN JAVIER. Esta misión fue fundada en 1691, y es la más antigua de las fundadas por los jesuitas. En 1730, se fundó la primera escuela de música de la región. Se fabrican arpas, violines y otros instrumentos.

SAN MIGUEL. Fundada en 1721, cuenta con una iglesia que presenta como elementos destacados su altar de hojas doradas y sus grabados.

SAN IGNACIO DE VELASCO. Fundada en 1748, esta población presenta calles anchas y de color rojizo. La iglesia original fue destruida en 1974.

SAN RAFAEL. Fundada en 1696, esta población presenta una iglesia construida entre 1747 y 1749 restaurada por un grupo de artesanos en madera.



TURISMO

El turismo se convertió en una fuente importante de ingresos en la región y para la mejora de las infraestructuras.

Destacan la riqueza cultural del recorrido misional y los festivales de música que se han apoderado de la región. Existen además numerosos atractivos naturales, como ríos, lagunas, aguas termales, cavernas y cataratas.

Desde 1996 y cada 2 años, se realiza el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana, organizado por la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC), una institución sin fines de lucro. A mediados de 1975, se llevó a cabo la restauración de la Iglesia de Concepción, en cuyo transcurso se encontraron 6.000 partituras de música pertenecientes a los siglos XVII y XVIII. Posteriormente, otras 6.000 partituras fueron halladas en Moxos y unas 10.000 en San Javier.

FICHA TÉCNICA

Ubicación: Departamentos de Santa Cruz y Beni

Registro en la UNESCO: 529

Año de inscripción: 1990

Tipo de Patrimonio: Cultural Tangible

Criterios: (IV) ejemplo representativo de un conjunto o paisaje arquitectónico (V) Interacción humana con el medio ambiente.

martes, 13 de mayo de 2014

La Chiquitania se prepara para sellar la cumbre G-77

La Mancomunidad de Municipios de la Chiquitania, integrada por 19 alcaldías, se prepara para recibir a los visitantes extranjeros que llegarán para la Cumbre del G-77 + China, organismo que el 14 y 15 de junio en tierra cruceña celebrará 50 años de su creación.

El titular de la mancomunidad, Pedro Damián Dorado, alcalde de San Miguel de Velasco, precisó en el programa Asuntos Pendientes de EL DEBER Radio, que tiene información de que al menos cuatro dignatarios de Estado están interesados en conocer las misiones jesuíticas y recorrer los municipios chiquitanos.

El gerente de la mancomunidad, Jerges Mercado, confirmó ayer la información dada por Dorado y añadió que se tratará de delegaciones internacionales completas, las que serán recibidas como huéspedes ilustres.

Mercado aún no tiene detalles sobre qué presidentes harán el recorrido, aunque dijo que los municipios por los que pueden ir los visitantes son San José, Roboré, Concepción, San Miguel, San Javier y San Ignacio. Este último es importante en el grupo, por su aeropuerto y que facilitará, de gran manera, el arribo y retorno de las delegaciones.

Presencia constante

Si bien la posibilidad de que cuatro presidentes tengan la intención de estar en tierras chiquitanas se convirtió en un aliciente especial para autoridades y pobladores de la zona, el sello de la Chiquitania ya es un marca para la cumbre internacional.

Mercado indicó que entre las actividades confirmadas en las que la cultura chiquitana se hará presente, está el acto de inauguración de la cumbre, el que será amenizado por la Orquesta de San José de Chiquitos. Además durante la cena de gala de los dignatarios de Estado, actuará la Orquesta y Coro de Urubichá.

“La idea es mostrar la música y la danza de nuestra tierra”, apuntó Mercado, agregando que también se promocionará la producción de la mancomunidad en la feria impulsada por su institución, que se llevará adelante el 13, 14 y 15 de junio en el Parque Urbano. Para esta actividad se espera la presencia de representantes de los nueve departamentos.

Otros detalles que aún están por confirmarse son la posibilidad de que el pórtico de ingreso a la cumbre en la Fexpocruz sea una réplica de una iglesia jesuita y que para la foto oficial de la G-77, los presidentes utilicen indumentaria chiquitana.

Obras viales

A poco más de un mes de realizarse la cumbre internacional, la comuna y las empresas constructoras aceleran la conclusión de las obras viales urbanas.

Uno de estos trabajos es la señalización y mejoras de la av. Cristo Redentor, que será la ruta alterna para ingresar a la ciudad desde el aeropuerto Viru Viru. El director de Infraestructura de la Alcaldía, Fernando Rocha, aseguró que estas labores comenzarán la próxima semana y que se invertirá Bs 5 millones para poner la ruta impecable.

De igual forma hizo conocer que a la av. G-77 + China, por la que harán su ingreso a la ciudad las delegaciones extranjeras, solo le falta el vaciado de pavimento en 800 metros lineales, vaticinando que si el buen tiempo se mantiene, la vía estará terminada hasta el final de este mes, restando esperar que el concreto termine de fraguar. En este trayecto se está invirtiendo $us 16 millones

lunes, 26 de agosto de 2013

San José de Chiquitos Mejora su Producción Artesanal en la Comunidad de Taperas

Con el objetivo de fortalecer las capacidades locales y promover la competitividad turística en el Municipio de San José de Chiquitos, el Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible (CEPAD), en coordinación con la Dirección de Dirección de Desarrollo Económico y Medio Ambiente del Municipio de San José y el apoyo de GTB y Solydes, organizan el Taller de “Mejoramiento de Técnicas Artesanales en Pintura”. La capacitación se realizará el viernes 23 y sábado 24 de agosto en la Comunidad de Taperas con las artesanas de la Organización de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias “Bartolina Sisa”.

El objetivo del Taller es mejorar la calidad de los productos artesanales, brindando las herramientas necesarias para la composición y creación de diseños de calidad que reflejen los colores con la identidad barroca chiquitana que caracteriza a las Misiones Jesuíticas de Chiquitos. La capacitación estará a cargo de la artista plástica y docente Roxana Hartmann Ardúz.

La Organización Bartolina Sisa fue creada en el año 2009 en la Comunidad Taperas de San Juan Bautista ubicada a 43 kilómetros de San José. La organización está conformada por 60 mujeres emprendedoras que se dedican a la pintura, el bordado de textiles chiquitanos y gastronomia.

El Municipio de San José de Chiquitos busca mejorar la oferta de los diferentes sectores productivos, con el propósito de dinamizar la economía local a través del turismo sostenible.

Fuente: www.cepad.org

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Ruta Verde, Caminata por la Chiquitania



Como intensos latidos verdes. Así podríamos resumir esta maravillosa segunda versión del concurso de reportajes estudiantiles, organizada por el diario EL DEBER y la Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC). 17 estudiantes, de Santa Cruz de la Sierra y del municipio de Concepción, durante cinco días tuvieron la posibilidad de entrevistar, fotografiar, sentir la humedad de los inmensos mantos verdes de vegetación y el calor humano de los comunitarios que viven y cuidan celosos estos sitios considerados como la mayor riqueza de nuestro país.

El desafío de vivir esta aventura periodística se lanzó en agosto; después vendría la etapa de la selección de los mejores trabajos escritos sobre las áreas protegidas de Santa Cruz. Eso significó el boleto para los 20 concursantes que tenían la posibilidad de realizar esta inolvidable travesía. Sin embargo, 17 alistaron sus mochilas y aceptaron el reto de dormir en carpas, compartir el agua, el alimento y darse la mano durante las intensas caminatas.

Sin duda, fue un bello aprendizaje que se hizo realidad por el compromiso de los organizadores, el apoyo del municipio de Concepción, Fundación Avina, Fundación Pedro y Rosa, Línea 102-transportadora Guarayos, SeriBol, Tigo, EcoAdapt, RIABM, Cadena A, Amigarse, Tatú y Fundación Coca Cola, entre otras instituciones que apostaron por estos talentosos jóvenes con un gran ‘corazón verde’.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Promueven el potencial turístico de Chiquitos



‘Ni te imaginás’ es el eslogan con el que la Gobernación cruceña expandió la campaña Marca Santa Cruz, que identificará el turismo y la producción cruceña en el país y en el mundo para atraer el flujo comercial que recorrerá los más de 587,20 kilómetros de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez, que es parte del corredor que vincula a Bolivia, con Brasil y con Chile.

El lanzamiento se hizo, con ocasión de la inspección y apertura de la carretera Bioceánica, que emprendió una comitiva, encabezada por el gobernador Rubén Costas, junto a representantes de la Asamblea Legislativa Departamental, Brigada Parlamentaria y de los municipios beneficiarios.


Costas resaltó la importancia del proyecto para San José, El Tinto, Roboré, Puerto Suárez, El Carmen Rivero Tórrez y Puerto Quijarro, municipios por donde pasa la carretera, así como el impulso de los lugares turísticos. “Esta carretera nos permitirá mostrar el paraíso verde, este tesoro natural que hay en este punto de la Chiquitania”, dijo Costas, al anunciar que se gestionan fondos para construir los accesos a los poblados.

Para el alcalde de San José, Germaín Caballero, es grato saber que la obra culminó y que el corredor potenciará el desarrollo turístico de los municipios de la zona y que abrirá una integración comercial para la producción que se genera en este punto de la región.

En cuanto al estado actual del acceso a la carretera a Puerto Suárez, entre Cotoca, Paila y Pailón, se observa que existen algunos baches, pero la mayoría ya fue cubierto con asfalto.

jueves, 27 de septiembre de 2012

EL SALAR DE UYUNI, EL LAGO TITICACA Y LA CHIQUITANÍA SIGUEN SIENDO LOS PREFERIDOS Cochabamba busca posicionarse como destino turístico

A propósito del “Día Internacional del Turismo” en la Gobernación de Cochabamba se presentó hoy un producto audiovisual que muestra las cinco regiones que componen el departamento para promocionar sus grandes atractivos, aunque reconocieron que aún queda mucho por trabajar para consolidarse con esta industria en el país.

“Podemos estimar que estamos entre el sexto a séptimo lugar entre todos los departamentos que aportan al país en cuanto al turismo… debemos seguir trabajando para un mejor posicionamiento de nuestro departamento”, afirmó José Serruto, director de Turismo de la gobernación de Cochabamba en contacto con Lostiempos.com.

El departamento todavía debe competir con grandes atractivos como el salar de Uyuni en Potosí, el lago Titicaca en La Paz y la Chiquitanía en Santa Cruz que son considerados favoritos por los turistas y que ya se encuentran consolidados a nivel nacional.

Asimismo, autoridades y público presente aprovecharon la ocasión para socializar la Ley general del Turismo “Bolivia te espera”, donde también se dio a conocer que la recaudación por turismo interno y externo en el país subió en 180 millones de dólares durante los últimos 6 años.

viernes, 24 de agosto de 2012

Chiquitos tiene nueve paraísos

Desde el 29 de agosto al 2 de septiembre se llevará a cabo el Festival de Música Misional de Chiquitos, cuyos paraísos ofrecen maravillas.

El Festival Misional de Chiquitos tendrá cinco días de música y contará con 28 grupos de coros y orquestas, de nueve municipios de Santa Cruz de la Sierra, este año. San Xavier, Concepción, San Ignacio de Velasco, Santa Ana, San Rafael, San José de Chiquitos, Roboré y Santiago de Chiquitos serán los espacios donde la música combinará belleza natural con celestial. He aquí algunos de ellos para visitar y vivir la experiencia de Chiquitos.
San José. Su templo barroco mestizo, construido con piedra y cal, declarado por el Gobierno boliviano, junto a las demás iglesias jesuitas, Monumento Nacional, es un lugar de recogimiento y belleza. En 1990 la UNESCO lo declaró patrimonio cultural de la humanidad. A cinco km del pueblo de San José, el área verde y protegida de 17.080 hectáreas llamado Parque histórico Santa Cruz La Vieja, es una belleza que se traza cerca al río Sutó o Sutós.
San Xavier. Este municipio fue la primera manifestación arquitectónica de los Jesuitas en 1691. Calles pobladas de casas de adobe, con galerías de paseo, aún se mantienen bien conservadas y son recintos agradables de visita.
Concepción. Su templo es uno de los más atractivos. Misioneros Jesuitas construyeron esta maravilla en el siglo XVII. El trabajo realizado en Pan de Oro y el prodigioso tallado en madera hacen de esta iglesia una de las más representativas dentro del estilo barroco mestizo.
La represa es una de las más visitadas por los turistas. Este lugar de gran vegetación tiene cabañas de madera con techos de hoja de palma. La Reserva Natural del Río Blanco y Negro con una área protegida de 1.400.000 hectáreas, es otro edén.
Santiago de Chiquitos. Es una región cálida, con un clima de 40 grados. Pico alto en el Cerro de Chochís es un lugar fantástico para tomar fotografías. Rocas gigantescas se aprecian en él, con figuras fantásticas y es conocido también como el Bosque Seco.
Roboré. Cuenta con un importante ecosistema de biodiversidad natural. Cantidad de aves, anfibios y mamíferos engrandecen el lugar, que en su dialecto original quiere decir, piedra redonda.
Santa Ana. Su iglesia de paja y adobe es increíble. Posee el órgano, el arpa y los violines de la época misional, con partituras originales de esa época, del viejo mundo.

9 bellos lugares de la Chiquitanía recibirán la música clásica y barroca del siglo XVIII.

5 días de magnificencia y tradición se sentirán este año, en estas nueve localidades.

San Rafael y San Ignacio de Velasco. Fue la segunda misión fundada en 1.696. Visitar los talleres artesanales que posee es lo más interesante. Faja del bosque Santa Mónica, piedra de Santa Isabel y comunidades aledañas son sus atractivos. San Ignacio tiene una catedral de 1748, con 18 columnas de madera. Todas fueron labradas al estilo salomónico.
Santa Cruz Tiene la catedral metropolitana, ubicada en el casco viejo. Fue edificada en 1770 y tiene hermosos acabados y objetos bañados en plata.

viernes, 11 de mayo de 2012

San Jose de Chiquitos proyecta terminal

El Gobierno Municipal de San José de Chiquitos, en el departamento de Santa Cruz, tiene como principal prioridad para este año, la construcción de una terminal bimodal acorde con sus necesidades de flujo migratorio ya que desde allí se puede llegar a las Misiones Jesuíticas, a Brasil y Santa Cruz.

La información fue proporcionada a la Red Onda Local por el alcalde quien explicó que el proyecto tiene originalmente una inversión de cerca de cuatro millones de bolivianos, co financiados con fondos de regalías departamentales con la Gobernación de Santa Cruz y con la contraparte local que corresponde al 30 por ciento.

Afirmó que la privilegiada ubicación del Municipio, enclavado en una zona que distribuye el flujo turístico - al norte hacia las Misiones de la Chiquitanía con las provincias Velasco y Ñuflo de Chavez, al este hacia el Brasil, a través de Puerto Suárez y Puerto Quijarro, al oeste con Santa Cruz, y al sur con Paraguay - lo obliga a contar lo más antes posible con una terminal de buses, proyecto que se encuentra inscrito en su Plan Operativo Anual.

“Esperemos que una vez resuelto el problema del espacio, donde se va a construir esta importante infraestructura, podamos comenzar”, as

jueves, 9 de febrero de 2012

Juan Gabriel eligió la chiquitania para descansar

El cantante mexicano Juan Gabriel eligió una estancia en el departamento boliviano de Santa Cruz, para tomar un descanso luego de su participación en el reciente Festival de Iquique, que cerró el domingo.

"Me gusta más el verde que el mar, porque me da más tranquilidad", dijo el cantautor a los periodistas tras recorrer el complejo Santa Rosa de la Mina y el pueblo colonial de San Javier, al este de Santa Cruz.

El llamado "Divo de Juárez" llegó el lunes a Viru Viru en su avión privado, y a sugerencia de su piloto, Daniel Lewkowicz, esposa de la diseñadora boliviana Rosita Hurtado, pasó dos días en una cabaña de Santa Rosa de la Mina.

El complejo turístico donde descansó Juan Gabriel está rodeado de exuberante vegetación y de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos, a 189 kilómetros al este de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra.

"Juan Gabriel recorrió las calles de San Javier y mucha gente se sacó fotos con él. Además participó de una misa en el templo colonial. Almorzó un surubí a la plancha con bastante verdura, de postre se sirvió achachairú, una fruta de la región que es bastante dulce", relató Herman Antelo, propietario del complejo turístico.

Tras su paso por Iquique y Bolivia, el autor de "Hasta que te conocí" viajó de regreso a México.

martes, 24 de enero de 2012

Misiones Jesuíticas en Bolivia

Las misiones jesuíticas en Bolivia son pueblos misionales fundados por la Compañía de Jesús con la finalidad de evangelizar la región a la cabeza de Ignacio de Loyola, en lo que actualmente abarcan las zonas de Chiquitos y Moxos de los departamentos de Santa Cruz y Beni respectivamente.

Entre 1691 y 1760 se fundaron 10 Misiones en la zona siendo la Misión de San Francisco Xavier la primera y la Misión de Santo Corazón que fue la última fundada por la Compañía de Jesús. En la actualidad quedan seis iglesias bien conservadas San Francisco Javier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael y San José y son un patrimonio vivo de estas incursiones de fe. El método más efectivo utilizado para la evangelización fue el uso de la música renacentista y barroca que tuvo gran acogida en la época y que se ha desarrollado consecutivamente hasta la actualidad, dejando un legado propio que es la imagen de las Misiones. Asimismo los misioneros incentivaron a los lugareños a desarrollar sus habilidades en la agricultura y ganadería, fomentando las artes manuales como el tejido, orfebrería, herrería, carpintería, escultura y pintura y la construcción de instrumentos musicales que son de gran valor hoy en día.

El turismo se ha convertido en una fuente importante de ingresos en la región, mejorando las infraestructuras. Destacan la riqueza cultural del recorrido misional y los festivales de música. Tanto las autoridades bolivianas como organizaciones sin fines de lucro llevan a cabo el lanzamiento turístico de la zona mediante el Festival de Música Renacentista y Barroca de Chiquitos. Desde 1996 y cada 2 años, se realiza el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana, organizado por la Asociación Pro Arte y Cultura. A mediados de 1975 se llevó a cabo la restauración de la Iglesia de Concepción, en cuyo transcurso se encontraron 6000 partituras de música pertenecientes a los siglos XVII y XVIII. Posteriormente, otras 6000 partituras fueron halladas en Moxos y finalmente unas 10.000 en San Xavier. Este 2006, el festival incluyó la interpretación de muchas de estas obras. El festival actualmente es realizado en diferente plazas Misionales, incluso en la plaza principal de la ciudad de Santa Cruz. Compiten diferentes orquestas de varios países. Una de las orquestas locales es la Orquesta Urubichá, integrada por personas nativas de las misiones y que usan instrumentos manufacturados por ellos mismos, construidos según los planos dejados por los misioneros jesuitas.

Por el valor histórico y cultural que han dejado las Misiones Jesuíticas en nuestro país, bien vale la pena tomarse unos días para visitar algunas de ellas por lo menos.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Proyecto Misiones CAINCO-CEPAD presenta resultados en la Chiquitania

Con el objetivo de contribuir a la sensibilización de la población que vive en la Chiquitania, especialmente a los jóvenes en edad escolar y a actores públicos y privados del sector turismo, del potencial real de sus atractivos turísticos, especialmente el legado misional que hoy forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO, el proyecto CAINCO-CEPAD, está socializando los resultados obtenidos tras cinco años de actividades en la zona.

Para ello, el presidente de CAINCO, Luis Barbery, y Rudy Cuéllar, director del CEPAD estuvieron en la poblaciones de Roboré, Santiago de Chiquitos, y San José de Chiquitos con las autoridades de estas poblaciones y los actores locales públicos y privados que forman parte de las actividades del proyecto, a quienes se dio a conocer los resultados obtenidos y que fueron dirigidos a la capacitación en turismo y permitieron mejorar la calidad de la oferta para los turistas nacionales e internacionales.

En el marco del desarrollo del proyecto CAINCO-CEPAD se editó diferentes manuales de buenas prácticas y se desarrolló acciones de apoyo técnico a micro, pequeñas y medianas empresas para la implementación de nuevos productos turísticos en la zona, emprendedores que recibieron una plaqueta “Yo soy Chiquitos”, que certifica que ellos han implementado estas acciones para mejorar la oferta turística.

“Estas iniciativas mejoran los ingresos de la poblaciones y contribuyen a desarrollar actividades que incentivan la llegada de nuevos turistas, lo que se transforma en la mejora de este destino”, señaló Luis Barbery en la visita realizada en la zona.

El presidente de CAINCO señaló que se continuará trabajando para la mejorar la oferta turística de la Chiquitania para la implementación de nuevos productos turísticos.


domingo, 10 de julio de 2011

Municipios de la chiquitania impulsan el turismo

Los alcaldes de cuatro municipios chiquitanos participaron en los últimos días en el II Foro Internacional de Misiones Jesuíticas Sudamericanas con el fin de impulsar el turismo como parte de una invitación realizada por el Proyecto Misiones de Cepad-Cainco. Con ese fin, las autoridades ediles y sus equipos técnicos y operadores de turismo realizaron un recorrido por las más representativas reducciones jesuíticas guaraníes, ubicadas en territorios de Paraguay, Argentina y Brasil.


La ministra de Turismo de Paraguay, Liz Cramer, quien visitó Bolivia, afirmó que "este es un producto turístico regional que no se puede dividir, que es necesario dar valor agregado a los sitios para un mejor aprovechamiento turístico de la zona"

domingo, 13 de marzo de 2011

San José de Chiquitos recupera su patrimonio

En las antiguas Misiones Jesuíticas se conservan seis iglesias barrocas, que junto a sus pueblos y a toda la riqueza inmaterial fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1990. En ese tiempo, ocho municipios chiquitanos, junto a representantes de la Iglesia local decidieron unirse para, entre todos, y con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), fundar el Plan Misiones (Plan de Rehabilitación de las Misiones Jesuíticas).
Dentro de este panorama, San José de Chiquitos ocupa una posición privilegiada al contar con el único conjunto misional en Bolivia construido parcialmente con muros y bóvedas de piedra, ladrillo y cal, a diferencia de las construcciones comunes de madera y adobe.
El conjunto misional de San José, construido entre 1747 y 1754, se compone del templo, el colegio de los padres, la capilla miserere, el cementerio y el campanario o torre. En 2006, después de un cuidadoso proceso de planificación, basado en investigaciones históricas y arqueológicas, el Plan Misiones inició la intervención de toda esta infraestructura como respuesta al gran deterioro que había sufrido el colegio, más conocido como la bóveda.
Con equipos dedicados a obras de albañilería y la restauración de la pintura mural, se trabajó en base a técnicas y criterios científicos, con la premisa de recuperar la originalidad del inmueble. El exitoso resultado de esta tarea fue presentado oficialmente el pasado 26 de febrero, durante la celebración de los 450 años de fundación de Santa Cruz de la Sierra.
En la oportunidad estuvieron presentes el presidente Evo Morales, el gobernador Rubén Costas y el embajador de España, Ramón Santos, además de representantes de la Iglesia, como el monseñor Carlos Stetter, obispo de la Diócesis de San Ignacio, que se encargó de bendecir las obras de restauración y del espacio cultural.

EL PROCESO
Concebido desde una óptica multidisciplinaria, el proyecto contempló el informe histórico a cargo de Eckart Kühne y el estudio arqueológico del colegio jesuítico y su contexto, realizado entre los meses de mayo y septiembre de 2006, bajo la dirección del arqueólogo Pablo Cruz. Dichos esfuerzos estuvieron dirigidos a proporcionar la información necesaria para comprender los procesos históricos y la evolución arquitectónica de este complejo misional.
“Las intervenciones de cada parte del monumento se realizaron respetando la apariencia, el diseño, el sistema constructivo, los materiales y la decoración, conservando de forma fiel la secuencia histórica en base a criterios de preservación de elementos arquitectónicos y artísticos de valor histórico. Asimismo, la liberación de elementos añadidos y otros no funcionales, como también la consolidación de estructuras, la restauración de las pinturas murales de todo el conjunto, la reintegración de piezas originales y la integración de instalaciones y carpinterías”, señaló el arquitecto Marcelo Vargas, director ejecutivo del Plan Misiones.
Por su parte, Cinthia Jiménez, arquitecta especialista en gestión de patrimonio, explicó que la intervención realizada hasta el momento se refiere a la rehabilitación física de los edificios históricos, quedando pendientes actuaciones en elementos del entorno inmediato como los patios y plazas que se constituyen en el nexo entre el monumento y su entorno urbano.
“Uno de los componentes fundamentales en esta última parte del proceso es la apropiación de los chiquitanos de este patrimonio. En ese sentido, estamos trabajando en la capacitación de nuevos valores para que la gente del lugar difunda la riqueza con la que cuenta. Esa labor se realiza en la escuela taller dentro del conjunto misional, en los centros productivos y mediante la conformación de consejos de patrimonio misional en cada sitio, empezando por San José, para que pueda haber una asociación que aglomere a todas las instituciones locales y que exista una organización que sirva de control social y de consulta para las intervenciones del patrimonio”, mencionó Jiménez.

HISTORIA
Un espacio que resume la vida del complejo misional de San José de Chiquitos en los distintos tiempos de nuestra historia es el colegio misional.
Según los datos revelados por el estudio histórico de Eckart Kühne, este fue construido en 1754. Durante la época jesuítica (1752-1767) esta construcción se llamó ‘casa del padre’ o ‘casa de los misioneros’. Aparentemente fue concebida como una vivienda para los sacerdotes. Luego, en la época republicana, adquirió el denominativo de 'bóveda', porque el techo fue construido basado en aquel sistema.
Por otra parte, en la primera mitad del siglo XX y a raíz de la Guerra del Chaco, el edificio sirvió como cuartel, albergue para indigentes y hasta como una prisión. Como en 1947 las obras de construcción del ferrocarril llegaron a San José, este se alquiló a la Comisión Mixta del Ferrocarril, que lo utilizó como parte de sus oficinas y almacenes. Posteriormente, el edificio fue entregado a las Madres Angelinas, que en 1950 instalaron allá el colegio Santa Clara.
Si bien, la de San José es una de las construcciones que mejor se conservó entre las iglesias jesuíticas de la zona, ciertas refacciones eran necesarias para conservar su patrimonio. En ese sentido, el edificio más golpeado por el paso del tiempo, dentro del complejo, fue precisamente el colegio misional.
“En varios espacios fuimos encontrando una sucesión de siete a nueve capas y épocas distintas de pinturas murales dentro de lo que ha sido la actividad de este edificio, que se sustenta en la información que nos dio el estudio histórico. Estas fueron descubiertas de una forma no intencionada, a causa de las fisuras en los revoques, que con el tiempo las fueron descubriendo”, explicó José Antonio Fernández, técnico restaurador encargado de la obra de la pintura mural, que hace seis años llegó desde La Paz y hoy es un chiquitano más junto a su familia.
Según datos proporcionados por Plan Misiones, se calcula haber realizado un trabajo de restauración de pinturas murales que ha permitido contar con más de 1.500 metros cuadrados de pinturas, convirtiéndose de esta forma en uno de los monumentos más importantes del oriente boliviano en cuanto a su valor pictórico. De esta forma, el conjunto misional de San José de Chiquitos se confirma como una joya de la cultura regional que resplandece al mundo.

La rehabilitación

Arte. Las pinturas murales primitivas con pilastras y arcos encontradas en la bóveda son parecidas a las que se hallan debajo del coro de la iglesia (las únicas de importancia en el templo), que corresponden a una época jesuítica o quizás a un periodo un tanto posterior (1754), mientras que también se encontraron otras, probablemente, posjesuíticas y republicanas (1779, 1793, 1810).

Cuidado. Antes de poner manos a la obra, en lo que significa la restauración de las pinturas, propiamente dicha, los técnicos hicieron las prospecciones respectivas para dejar un ejemplo de las distintas capas de pintura en toda una secuencia de tiempo que muestra de qué punto parte el fresco original y los sucesivos, hasta los momentos en que estos se cubrieron con pintura plana o simple revoque.

Fachada. La peculiar fachada de piedra de la iglesia es, en realidad, el resultado del tránsito de los años, puesto que en el pasado esta tenía un revoque de pintura blanca. Según los objetivos perseguidos por el proyecto de restauración, empeñados en restituir la apariencia y técnicas originales al edificio, la fachada de piedra del conjunto misional de San José de Chiquitos tenía que ser revocada.

Colegio. Los estudios arqueológicos centrados en el colegio jesuita buscaron comprender cómo se insertaba este dentro del complejo misional y dentro de la historia de la región. Todo el complejo de San José tuvo una vida muy dinámica, que no refleja un periodo en particular, sino todo un proceso histórico que se extiende a la época contemporánea, en la que la globalización revaloriza la cultura local.

Inversión. La rehabilitación del conjunto misional de San José de Chiquitos alcanzó un total de $us 745.212, monto financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), que aportó con $us 559.828; la Diócesis de San Ignacio de Velasco, que dio $us 41.376; y el municipio de San José de Chiquitos, que contribuyó con $us 144.008.

Entrega. Se realizó en el marco de los festejos por los 450 años de la fundación de Santa Cruz de la Sierra, fecha en la que se inauguró el espacio cultural de San José.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Artesanías religiosas de madera para relanzar turismo en Bolivia

La tradición de los tallados en madera con motivos religiosos en la región boliviana de la Chiquitania, en el departamento oriental de Santa Cruz, sigue más viva que nunca y tiene grandes expectativas de convertirse en un reclamo turístico del país.

Armados con martillos, formones y gubias, artesanos de la población de San Miguel de Velasco continúan el trabajo de décadas con figuras de la Virgen María, San José, los apóstoles y santos, que decorán las iglesias bolivianas.

“La mayoría de nuestros tallados son encargos de toda Bolivia, pero ya estamos recibiendo pedidos desde Alemania”, dijo a Efe Pedro Poñes, encargado del centro artesanal San Pablo, el más grande e importante de la población.

Mientras explica su trabajo, lija un florero que servirá de decoración a la imagen de un San Pablo que ya terminó y que irá a una iglesia de la ciudad central de Cochabamba.

Detrás del taller está uno de sus ayudantes, su tocayo don Pedro, un cincuentón bromista que termina de pulir una mano derecha de un San José.

“Trabajamos con cedro, sólo madera de puro cedro”, cuenta a Efe en el mismo lugar en el que lleva trabajando en los últimos 25 años, mientras caen las primeras gotas de sudor por su frente en una calurosa tarde en la Chiquitania.

Para concluir el trabajo de su San José de 170 centímetros, Pedro tardará al menos tres meses dedicándose en exclusiva a él: encontrar la madera, hacer tres piezas diferentes -cabeza, tronco, extremidades-, tallar con las herramientas tradicionales, ensamblar con cola blanca y lijar los últimos detalles.

“Esta pieza formará parte de una imagen junto a la Virgen María, dándose la mano. Vale unos 1.200 dólares”, explica.

Como todas las poblaciones chiquitanas, reconocidas desde 1990 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus bellos templos misionales jesuíticos, San Miguel conserva todavía un vasto patrimonio de tallados en madera, uno de los pilares en los que se basa el turismo de la región.

Por eso no es de extrañar que el emblema que representa a toda la Chiquitania, en los logotipos y folletos turísticos, sea una talla de madera típica del pueblo: la cara de un angelito con sus alas alrededor, como si fuera una corona.

“Cuando eligieron esta imagen como símbolo de la Chiquitania y de sus misiones jesuíticas, vimos que podríamos empezar a trabajar en el turismo. Y ahora, los jóvenes que salen bachilleres en tallado, antes de hacer piezas más grandes, hacen ‘souvenirs’ con el ángel”, comenta Poñes.

Y es que San Miguel de Velasco es el único municipio de Bolivia donde los chicos, una vez terminan el colegio, pueden convertirse en técnicos superiores en tallado de madera.

Una decisión que tomaron las autoridades del municipio para que no se pierda una práctica más que tradicional en la región, y presente en todas las danzas folclóricas y costumbres de la zona.

Los más jóvenes de poblaciones como San José o Santiago de Chiquitos bailan, en las fiestas patronales, con máscaras que representan a los ancianos del municipio, hechas únicamente de madera tallada a mano y pintadas con llamativos colores y extravagantes mofletes rojos.

martes, 31 de agosto de 2010

San José de Chiquitos recupera más de 1.700 metros de pinturas

Histórico: Fue un trabajo de más de 40 años que contó con la colaboración de la cooperación española, la Iglesia y el municipio.

EFE.- El santuario jesuítico cruceño de San José de Chiquitos recuperó para su patrimonio más de 1.700 metros cuadrados de pinturas gracias al aporte, entre otros, de la cooperación española.

Ha sido un trabajo de más de 30 años en diferentes etapas, la más importante de ellas entre 2006 y 2009, en un proyecto que contó con un presupuesto de más de 600.000 dólares procedentes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Iglesia boliviana y el municipio. “Ha sido un trabajo de recuperación muy laborioso”, relató el arquitecto del proyecto, José Fernández.

El templo, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1990, se terminó de construir en 1748, en la época en que los que jesuitas llegaron a Bolivia en sus misiones evangelizadoras de los nativos bolivianos, antes de que fueran expulsados en 1767. Sin embargo, no sólo sirvió de lugar de culto: su increíble estructura, considerada una de las más bellas entre las construcciones misionales de la zona, cautivó también a gobernadores españoles de las Indias, que lo convirtieron en su residencia.

Por eso, en el trabajo de restauración se han encontrado hasta nueve capas de pintura, cada una de ellas con su función específica. “Hemos usado las mismas pinturas, con los mismos pigmentos y minerales, que se usaron en su construcción. Por eso siguen predominando los colores negros y rojos”, dijo Fernández.

Se recuperaron figuras geométricas para una función residencial; formas de fauna y flora para quitar el miedo de los indígenas a entrar en un lugar diferente de su hábitat natural; pasajes religiosos con objetivo educativo y momentos militares como documento histórico. Pero lo más destacado es un retrato de 1810 de Fernando VII, precisamente en un año en el que el monarca español no ocupaba el trono.

“Todo se inició en 1972, cuando el jesuita suizo Hans Roth llegó a las misiones chiquitanas. Él empezó la recuperación de nuestro rico y vasto patrimonio”.

Roth fue el gran artífice de la recuperación del patrimonio chiquitano, que además de las pinturas incluye toda la estructura de los templos, en un trabajo integral que debe servir para reimpulsar la chiquitania como destino turístico. Un trabajo que gestiona el Proyecto Misiones, que pretende convertir esa región en una opción de turismo cultural, religioso y medioambiental en corto periodo de tiempo.

Y uno de los reclamos más importantes es el conjunto misional jesuítico, que además de San José de Chiquitos agrupa a otras poblaciones con un denominador común: haber sido polos de atracción para jesuitas durante su proceso de evangelización en Bolivia y el mantenimiento de sus construcciones y tradiciones.

Fernández dijo que, tras la recuperación de estas “importantísimas pinturas”, a principios del próximo año se espera que se abra un museo con todas las piezas. Además, se trabaja para que los jóvenes de los municipios de la chiquitania estudien, dentro de su currículo escolar, una materia de “protección del patrimonio cultural”.