martes, 6 de diciembre de 2016

Alma fascinante. El Cementerio General de La Paz fue elegido como uno de los 13 más deslumbrantes del planeta



Cuando la revista estadounidense Architectural Digest inició la investigación acerca de los camposantos más interesantes del mundo, sus especialistas encontraron que el Cementerio General de La Paz es uno de los elegidos no solo por sus diseños atractivos, sino y principalmente por la veneración de la gente a sus muertos en la celebración del Día de Todos Santos y la fiesta de las ñatitas.

Fotos: Wara Vargas, José Lavayén, Juan Pablo Revollo

A las 06.30 del miércoles 2 de noviembre —media hora antes de la apertura—, decenas de personas hacen fila fuera del Arco de Triunfo de 14 metros de alto, con el objetivo de despachar a las almas que estuvieran de “visita” en Todos Santos. Es que en la cosmovisión andina, el ciclo de la vida no termina con la muerte, pues existe la seguridad de que los fallecidos acompañan una vez al año, durante 24 horas, a sus familiares y amigos, a partir del mediodía del 1 de noviembre. Según la tradición, en honor del difunto se levanta un altar con frutas, comida y bebida, con la foto del ser amado, t’antawawas y otros como panes, galletas, caña y pasankallas, que después de las 12.00 del 2 de noviembre son levantados tras hacer una oración. Por más que sea solo espiritual, este encuentro debe ser celebrado, así es que los dolientes contratan músicos y entregan alimentos a cambio de rezos. De esta manera se pinta de vida la necrópolis de La Paz. Esta tradición tiene su génesis en la época precolombina, cuando los familiares sacaban los cadáveres de sus bóvedas para cambiarles de ropa; luego comían y bebían junto a ellos. En 1551, el Primer Concilio de Lima exigió la represión del culto a los muertos porque para la Iglesia Católica estas prácticas indígenas eran demoníacas. No obstante, la cultura andina se desarrolló a escondidas, por eso no era extraño ver gente que echara muy disimuladamente chicha sobre sus fallecidos. Pero el “mayor abuso” era que desenterraban y sacaban a los cadáveres de las iglesias y los llevaban a las machais (sepulturas que tenían en los campos de sus antepasados), y al samay, es decir sepulcro de descanso, según el ensayo Valen más muertos que vivos, escrito por Milton Eyzaguirre, jefe del Departamento de Extensión y Difusión Cultural del Museo de Etnografía y Folklore (Musef). “El alma para el hombre andino no se separa definitivamente del cuerpo, vuelve cada año el día de Todos Santos de su largo viaje por el espacio sideral y las familias deben esperarlas con algarabía, fiesta, comidas, bebidas para que las almas estén contentas y no tristes cuando nadie ha ido a esperarlas en sus tumbas o lugares donde murieron”, confirma Fernando Saavedra en el ensayo Desenterramientos en Charcas y Bolivia desde la época prehispánica al siglo XX.

La casa de los muertos

En Nuestra Señora de La Paz, los franciscanos construyeron el primer templo de la ciudad sobre un antiguo chullpar (sitio funerario aymara). Erigido en un principio en honor a San Pedro, la iglesia fue reemplazada por otra dedicada a San Sebastián, que se convirtió en el primer espacio “oficial” para las inhumaciones de carácter católico, indica Cementerio General, El panteón de la ciudad de Nuestra Señora de La Paz, publicación de la Oficialía Mayor de Culturas, del Gobierno Municipal de La Paz.

Estas necrópolis funcionaron de esa manera durante casi 300 años, hasta que el rey Carlos III publicó una cédula real en 1787 que prohibió los entierros dentro de los templos y ordenó, en su lugar, edificar cementerios fuera de las poblaciones.

Después de la independencia del Alto Perú en 1825, el Mariscal Antonio José de Sucre emitió leyes y decretos como base para la nueva nación boliviana. Entre ellas firmó el decreto del 25 de enero de 1826, que ordena que “se establecerán cementerios para dar sepultura a los cadáveres, en todos los pueblos de la república, cualquiera sea su vecindario”. Esa orden fue materializada recién el 24 de enero de 1831, durante la presidencia de Andrés Santa Cruz. “El terreno destinado a albergar el camposanto, de 30 hectáreas de superficie, se ubicaba en una planicie al noroeste del valle de Chuquiago, en la hacienda de Callampaya, y a un costado del camino a Lima”, indica el texto de la comuna.

El Mariscal Santa Cruz tuvo la idea de erigir una amplia portada de piedra para simbolizar una entrada al reino del más allá, comenta el historiador Randy Chávez, quien añade que el padre Manuel Sanahuja se encargó de la ejecución de esta obra.

Durante sus 185 años de existencia, el camposanto fue ampliado y mejorado en varias ocasiones, desde nichos alrededor de la capilla hasta ocupar actualmente 92.000 metros cuadrados y estar rodeado por la avenida Entre Ríos, Héroes del Pacífico y Mariano Baptista, además de las calles Lino Monasterios y Picada Chaco.

Los especialistas de Architectural Digest destacan de la necrópolis paceña la forma como fueron distribuidos los nichos y cómo éstos fueron dispuestos de manera simétrica en pabellones o cuarteles, que forman calles largas y laberínticas.

“El Cementerio no es particular por su construcción, sino por la sumatoria de la vivencia de las personas que se expresa en las lápidas”, explica Ariel Conitzer, administrador del camposanto. Al caminar por los paseos, uno se siente espiritualmente arropado por filas de seis pisos llenos de nichos. En estos espacios, donde descansan los cuerpos inertes, se desarrolla un espectáculo distinto a otros cementerios, pues parecería que hay una competencia de arte. Los espacios delante de los féretros, que están divididos del exterior por un bloque de ladrillos y estuco, son empleados por los familiares para dar rienda suelta a su imaginación. Además de flores colocan lápidas de diferente estilo, desde los grabados en mármol o bronce hasta los recientes que tienen vidrios flotantes y polarizados. De acuerdo con la edad y las circunstancias, el doliente deposita recuerdos según los gustos del fallecido. Si el que murió era un bebé o un niño dejan un biberón o el juguete con el que más si divertía.

En caso de haber sido joven o mayor de edad, el familiar coloca los objetos que más usaron en vida, sin dejar de lado las preferencias futbolísticas, ya sean de The Strongest o de Bolívar. Esta pasión llega a tal punto, que varios nichos están ocupados por los colores aurinegros o celestes. Del blanco predominante sobresalen diversos tonos que intentan mejorar el último refugio del ser humano. En la actualidad existen 150.000 nichos, de los que al menos 101.000 son privados, la misma cantidad de posibilidades de observar estilos, gustos y la “moda” de la muerte.

“En esta ciudad, que fue establecida en el siglo XVI, el entierro no es el último adiós. Al contrario, el muerto vuelve con sus parientes vivos más de 10 años después de su entierro, en cuyo punto son exhumados, incinerados y puestos en una pantalla detrás de los paneles de vidrio de las paredes del cementerio. Las familias ponen placas y flores para decorar estos nichos de sus seres queridos y, por supuesto, para estar seguros de que sus antepasados no son superados por sus vecinos”, señala la revista de arquitectura de Estados Unidos.

A pesar de las prohibiciones desde la Colonia, la población continúa venerando a sus muertos, por esa razón es que desde muy temprano el día indicado hacen fila para celebrar la festividad de Todos Santos con comida, bebida y música. Una semana después, en el camposanto se desarrolla otra celebración que lo hace diferente: la fiesta de las ñatitas. Según Eyzaguirre, la cultura tiwanacota daba relevancia a la cabeza del individuo porque se creía que alberga el poder del ser humano. Esta convicción se mantiene en la actualidad y se refleja el 8 de noviembre. Ese día, el Cementerio se vuelve a llenar de música y fiesta con gente que llega acompañada de ñatitas (cráneos humanos). Ubicados en el centro de un grupo de invitados, la calavera es cubierta con un llucho, una gorra o un sombrero, según sea varón o mujer. A la mayoría se le pone gafas oscuras y se le hace fumar cigarrillos. Ese mismo día, en un costado del camposanto, son desenterradas ñatitas en medio de rezos, velas y bañadas con flores multicolores.

Toda esta “belleza” cultural y espiritual se complementa con el atractivo de la infraestructura, donde se aprecia la historia del país mediante la visita a espacios tan impresionantes como el mausoleo Ascarrunz, que a lo lejos aparenta ser una capilla con varias torres y de un blanco intenso. Además están otras obras interesantes, como el mausoleo del expresidente José Manuel Pando o de Germán Busch, la sección de los beneméritos de la Guerra del Acre y el Mausoleo de los Notables, donde descansan, entre otros, Abel Iturralde y Juan Misael Saracho. En definitiva, la muerte no es lo último que sucede en el Cementerio General.


viernes, 2 de diciembre de 2016

Santa Cruz recibe 663.000 turistas al año

El departamento cruceño recibe 663.000 turistas al año (el 75% es turismo interno) de los 4.400.000 visitantes que tiene el país. Para incrementar esta cifra, mañana se realizará la primera feria denominada Vitrina Turística, Mis Vacaciones en Bolivia, indicó Ruth Lozada, secretaria de Coordinación Institucional de la Gobernación.

Esta actividad se desarrollará en el Pabellón Santa Cruz de la Expocruz desde las 9:00 hasta las 21:00, entrada libre para toda la ciudadanía.

Omara Suárez, coordinadora de la Marca Santa Cruz, señaló que con esta feria buscan promocionar los 56 municipios cruceños, "sin embargo no todos los municipios son dedicados al turismo, por ello tenemos rutas que le podemos aconsejar" por medio de las diversas empresas y hoteles que ofrecerán durante la feria sus paquetes promocionales desde un día a una semana. Mis Vacaciones en Bolivia, también contará con la presencia de tres bancos.

Rutas y lugares más solicitados de Santa Cruz. Suárez aclaró que entre los más visitados están las Misiones Jesuíticas chiquitana, compuesta por "San Javier, Concepción, San Ignacio, San Rafael, San Miguel, Santa Ana y San José. Hace poco se dio una nueva ruta: San José de Chiquitos, Chochís, Roboré, Santiago y Aguas Calientes". Por otro lado, más cercano a la ciudad, está Samaipata, Las Cataratas del Jardín de las Delicias, y entre lugares privados, La Rinconada, Güembé, Colpa Caranda y Los Cedros.

Turismo religioso internacional. Recientemente se integró a Bolivia dentro del Circuito de Turismo Religioso de Misiones en el que forman parte Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Suárez y Lozada señalaron que posiblemente para el próximo año arranque con la promoción de las Misiones Jesuíticas de estos cinco países.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Lluvia destruye una vía en Toro Toro y bloquea a turistas

Un grupo de turistas quedó atrapado en la región potosina de Toro Toro debido a que un tramo del camino Potosí – Cochabamba fue tapado por la mazamorra y piedras y en tramos destruido.

El alcalde de Toro Toro, Eliodoro Uriona Pardo, informó que el hecho ocurrió en la tarde del lunes 28, cuando cayó una impresionante lluvia que arrastró mazamorra y piedras de las quebradas hasta el camino que une a esa región con el Departamento de Cochabamba.

“La lluvia cayó de 4 a 6 de la tarde, jamás habíamos visto una lluvia de esa magnitud en ese sector que fue afectado, el agua arrastró la mazamorra y las piedras de las quebradas tapando el camino”, especificó Uriona ayer en contacto telefónico con el Potosí.

Un grupo de, alrededor de 60 turistas, quedó varado en el lugar porque el agua no solo arrastró material sino que dañó una parte de la estructura que está construida con piedra, según el reporte de los técnicos de esa Alcaldía.

Son 30 los turistas extranjeros de países como Italia, Alemania, Israel, Ecuador, Colombia y Chile. El 50 por ciento de los visitantes es de nacionalidad boliviana.

La maquinaria de la Alcaldía de Toro Toro hace la limpieza de la vía. Sin embargo, creen que no es suficiente para retirar tanta cantidad de material que obstaculiza el camino que es utilizado por las agencias de turismo para llegar visitantes a un sitio considerado como de enorme belleza con atractivos de carácter mundial, es un lugar ideal para realizar investigaciones paleontológicas, arqueológicas y culturales por su riqueza en fósiles, huellas de dinosaurios y otros.

Desde el Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) se informó que ayer salió rumbo a Toro Toro el equipo pesado con el cual esperan apoyar las labores de limpieza del camino que une a la población potosina con la capital de Cochabamba y consideran que, debido a la magnitud del material que tapó la via, los trabajos demoren dos o tres días.

Las fotografías enviadas a este medio de comunicación desde la Alcaldía de Toro Toro muestran que las piedras que se deslizaron desde los cerros son sumamentes grandes.

También se puede apreciar que algunas personas están pasando sobre las piedras, lo cual podría significar que no todos los turistas se queden a la espera de que se limpie el camino sino que busquen un medio de transporte alternativo desde el lugar donde se halla el camino cerrado.

Se conoce que dos delegaciones estudiantiles también estaban en Toro Toro aunque no se confirmó su procedencia.

Listos en los campamentos

Los trabajadores del Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) se encuentran preparados para atender los desastres que causen las lluvias.

El director del Sedeca, Juan Perez Mayta, informó que en cada resdencia se tiene una pala cargadora, una volqueta y un vehículo pequeño para atender los daños que causen las precipitaciones.

El Sedeca tiene residencias en: Norte, Acasio y Uncía; Sur, Tupiza y Centro Betanzos.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Turismo destaca el traslado de feriados en diciembre



Para la industria del turismo y para los que prestan servicio de hotelería, la disposición del Ministerio de Trabajo de trasladar los feriados de Navidad (25 de diciembre) y Año Nuevo (1 de enero) al lunes, ya que ambos caían domingo, es una excelente noticia.

La gerenta de la Empresa Estatal de Turismo (Boltur), Lourdes Omoya, dijo que es algo muy bueno saber que el lunes después de Navidad y de Año Nuevo sea feriado porque se reconoce así que el turismo interno fortalece económicamente a las regiones.

“Haciendo que el feriado se traslade dará impulso a un fin de semana largo, donde se va a poder aprovechar viajando y visitando a los familiares. Estamos contentos y vamos a sacar paquetes para fin de año con el fin de que podamos aprovechar este feriado”, dijo Omoya.
La funcionaria consideró que estos feriados que se vienen significarán más ingresos económicos en la actividad turística, que es muy dinámica y transversal a todos los sectores, como el transporte, la alimentación, el hospedaje y las actividades propias de los destinos.

Boltur registró en su primer año de funcionamiento, entre 2015 y mediados de este año, Bs 63 millones de utilidades. Precisó que desde enero del año pasado, Boltur movilizó alrededor de 60.000 turistas nacionales y extranjeros.

A su vez, para la expresidenta de la Cámara Hotelera de Santa Cruz, Blanca Soria, tener más días para descansar o viajar, para el sector es algo positivo, debido a que se va a esperar una mayor cantidad de visitantes, lo que va a generar una mayor demanda de habitaciones y más consumo.
Soria remarcó que cuando hay más tiempo destinado al descanso, las personas viajan y eso provoca un mayor movimiento económico.

Los privados
El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Horacio Villegas, señaló que las autoridades del Gobierno están implementando la normativa vigente, por lo que el sector privado tiene que cumplir con ese procedimiento que establece el decreto supremo 2750 del 1 de mayo de 2016, cuando el feriado cae en domingo.

Similar criterio tuvieron desde la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, que subrayaron que es una norma que se debe cumplir.

Pago del segundo aguinaldo
El Ministerio de Trabajo hizo público el instructivo 239/16 que establece que las empresas privadas y públicas, las entidades públicas, las descentralizadas, desconcentradas, autónomas y autárquicas, deben pagar el aguinaldo hasta el martes 20 de diciembre de 2016 impostergablemente, bajo sanción de pago doble en caso de incumplimiento.

Mientras, el ministro de Economía, Luis Arce, informó de que se erogarán al menos Bs 1.200 millones para pagar el aguinaldo a los funcionarios del sector público.

En criterio del presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), Luis barbery, cada año el empresariado del país siempre ha cumplido con el pago del beneficio anual

lunes, 21 de noviembre de 2016

Como destino turístico, según aseguradora 'International SOS' Bolivia con riesgo medio o alto

Bolivia se encuentra entre los países con mayores riesgos para viajar, así lo señala el informe anual de la aseguradora International SOS, sobre el riesgo en los países que toma en cuenta diversos factores como la calidad de la asistencia médica, los niveles de delincuencia, el grado de amenaza terrorista o los estándares de seguridad vial.

Bolivia con niveles medios y altos en riesgos. Según el informe, el Medio Oriente (especialmente Siria, Irak, Yemen y Afganistán) y algunos países de África (como Libia, Niger, Somalia, Sudán o Eritrea) concentran los lugares catalogados como más peligrosos. Algunas zonas de México, en concreto Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Durango, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Nayarit, también están consideradas como lugares de alto riesgo.

El resto del país azteca, al igual que toda Centroamérica, desde Guatemala hasta Panamá, está considerada de riesgo "medio". Algunos países caribeños (Venezuela y Surinam) y varios de los sudamericanos entre ellos Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Paraguay presentan, según International SOS niveles medios o altos de riesgo, aunque en general las zonas más habituadas al turismo pueden considerarse razonablemente seguras.

El estudio incluye además una encuesta a más de mil líderes empresariales de todo el mundo. De esa encuesta se derivaron cifras interesantes (y ciertamente pesimistas): el 72% estima que viajar es ahora más peligroso que el año pasado, más de la mitad, un 57% cree que 2017 será aún más peligroso. El informe también precisa que la amenaza terrorista global es la principal preocupación de los viajeros y turistas.

Como consejo genérico, International SOS invita a los potenciales viajeros a una actitud abierta, precavida pero sin miedos exagerados, y recomienda seriedad a la hora de contratar seguros de viaje.

Un viaje para el recuerdo. Travesía por el valle en el buscarril


Escondida entre comerciantes y el barullo de La Cancha se erige la estación central de ferrocarriles Cochabamba, en cuyo interior aguarda a los pasajeros un peculiar medio de transporte, el cual ha sido denominado por sus características físicas como el buscarril, término empleado desde hace más de una década.

En un esfuerzo por definirlo, se tendrían que usar las palabras “transporte híbrido”, ya que fusiona dos elementos, las rieles de un tren y la carrocería de un micro.

Este inusual servicio de transporte está vigente desde el 2003, pero aun así la demanda de pasajeros sigue siendo escasa. Sin embargo, alguna gente todavía prefieren madrugar para asegurar su pasaje, ya que el buscarril solo tiene capacidad para 25 personas.

La boletería de la estación de tren entra en funcionamiento todos los martes, jueves y sábados, desde tempranas horas, porque a las ocho de la mañana ya debe partir en esta movilidad. Según el jefe de estación, José Aguilar, los días de mayor afluencia de pasajeros son los sábados, posiblemente porque se trata de una jornada de feria en muchos sectores y municipios del departamento de Cochabamba.

Hace poco, durante un tiempo, este medio de transporte salió de servicio, a consecuencia de fallas registradas en el proceso de mantenimiento, motivo por el cual la gente se vio afectada por cerca de cuatro semanas. Actualmente, el buscarril presta su servicio con completa normalidad.

“Cada mes hacemos un chequeo al motorizado para brindar mejores servicios al cliente. Cuando se detecta alguna falla, se suspenden los viajes y tenemos que esperar varias semanas e incluso meses, porque las piezas que se requieren para el mantenimiento del vehículo llegan del exterior", dijo el chofer del motorizado, Hugo Aguilar.

Aun así, el entusiasmo rebasa las barreras y las ansias por disfrutar de este paseo se acrecientan.

Marcela Canchari, una usuaria del servicio, cuenta que para ella es más factible movilizarse en el bus carril, ya que ahorra hasta un 70 por ciento del costo de movilidad.

La Empresa Ferroviaria Andina (FCA) brinda estos servicios interprovinciales al Cono Sur de Cochabamba, y tiene tarifas diferenciadas.

Los problemas económicos, la nacionalización de ENFE, la baja en la explotación agrícola y minera y los constantes derrumbes en los caminos fueron perjudicando la transitabilidad de los rieles. Estos fueron algunos de los factores que gradualmente ocasionaron la retirada de Cochabamba del transporte ferroviario de Cochabamba, que en 1999, durante el Gobierno de Carlos D. Mesa, realizó sus últimos servicios desde esta ciudad.

De acuerdo a la información brindada por el jefe de estación, este medio de transporte fue demandado por los pobladores del Valle Alto. Ante tanta presión, se logró que el transporte sobre rieles se reactive, aunque sea sobre un bus carril.

VIAJE

Son casi las 7:30 de la mañana de un jueves y, en la estación de trenes de Cochabamba, el personal de boletería empieza a vender los pasajes para el viaje. El vehículo es un autobús amarillo marca Odge, modelo 48, que fue modificado para convertirse en el buscarril. Su velocidad de trayecto no supera los 40 kilómetros por hora. “Manejar esto (refiriéndose al buscarril) es igual a manejar un micro, pero tiene su wacho (maña)”, comentó Hugo el chofer.

Aún faltan diez minutos para las ocho, hora de partida del buscarril, y solo se puede ver a una que otra persona portando bultos y sacos.

Fernando Paco, el asistente del chofer, comienza a gritar a voz en cuello, invitando a los pasajeros que vayan ingresando.

Uno a uno los usuarios comienzan a acercarse al buscarril para acomodar las cargas en la parrilla (una especie de canasta metálica cuadrada, donde los bultos son asegurados con cuerdas, de forma similar a lo que hacen los taxis o los minibuses de viajes interprovinciales).

A las 7:56 ya está todo listo, en esta oportunidad no pasan de siete las personas que se ubican cerca de las ventanas. El asistente acomoda su banquito (pequeño asiento de madera) justo en el lado derecho del chofer, atento a recibir sus órdenes.

El ruido que provoca el buscarril al partir es ensordecedor. Para cualquier persona que vive esta experiencia por primera vez, esta es atractiva, única, para contar una y mil historias. Pero, para estos pasajeros ya es habitual y no parecen admirados, simplemente permanecen en silencio.

Minutos después, a pocos metros de la avenida 6 de Agosto (una vía principal de la zona sud, que divide el Casco Viejo de los límites del Cercado), Fernando se baja para exigir el paso para el buscarril. En este lugar se observa que las vías férreas casi están ahogadas por el asfalto; decenas de motorizados se detienen.

Curiosamente, algunos conductores y transeúntes que estaban en la calzada comienzan a grabar con sus celulares los pocos segundos que la movilidad, similar a un tren, recorría la zona.

“Esta gente... Como si nunca hubieran visto un tren”, comenta Diolindo Zenteno, un pasajero que se dirige a Tin Tin, un municipio cerca de Aiquile.

Pasando algunos metros del kilómetro tres de la avenida Petrolera, el bus carril se detiene. Cualquiera creería que algún obstáculo en el camino fue la causa, pero grande es el asombro cuando cuatro de los siete pasajeros empiezan a descender junto al chofer, para sentarse en un puesto de comida que estaba ubicado a dos metros de las rieles.

-Don Hugo, te doy lo mismo, ¿no?

-Sí, sí, pero esta vez ponle más llajuita, afirma el conductor, mientras limpia su cuchara con una servilleta.

Así dialogan la comidera, doña Charo y el chofer.

La señora de 40 años aproximadamente vestía pollera violeta, un mandil rosa y una pañueleta que cubría su cabello.

Don Hugo disfruta su k’awi (plato mañanero que está en el menú) acompañado de sus pasajeros y otros comensales.

“Y si se acaba el combustible, ¿tienes de reserva?”, pregunta un señor que come a un costado de la mesa.

La situación es aprovechada por Charo para arrancar algunas carcajadas a sus clientes. “Si se acaba, aquí tenemos chicha. Con eso va a caminar bien”. Todos ríen.

Pasan como 15 minutos y nuevamente ingresan al buscarril. El silencio abunda en el ambiente. Unos duermen, otros miraban el paisaje por las ventanas mientras el bus carril esa seguido por una jauría.

“Lo que hemos comido nos tiene que aguantar hasta Aiquile”, comenta Hugo. Es que durante todo el recorrido no existe otro puesto de comida en el camino.

El parabrisas presenta una gran abolladura en la parte superior izquierda, don Hugo cuenta que aproximadamente hace dos años, en las épocas de lluvia, en el trayecto de los bosques, antes de la llegar a Tarata, se cayó un árbol.

“El autito es duro, más bien solo eso le ha hecho. No tenemos presupuesto para cambiar de parabrisas”.

A pesar de estar sentado sobre un micro, la sensación es completamente diferente. Se siente el traqueteo del cuerpo y el paisaje que se observa es muy singular.

Al salir de la ciudad, las vías férreas comienzan a ser rodeadas por eucaliptos, sembradíos, parcelas de tierra y en general hermosos paisajes que no se acostumbra ver cuando se viaja por carretera. De trecho en trecho, los frenos hacían chirrear los rieles del tren. El conductor se detiene durante el camino. “Cuando el bus no esta lleno de pasajeros hay que recoger a otros en el camino”.

Tras ocho horas de viaje, el buscarril llega a Aiquile, que es el último destino. Allí se quedan a pernoctar el conductor junto con su ayudante, para que, al día siguiente, hagan el mismo recorrido, pero esta vez de vuelta a la ciudad.

Hace ya varios meses se anunció la construcción del tren metropolitano y el proyecto Bioceánico, con viajes a Oruro y La Paz. El proyecto contaría con ayuda de los gobiernos de Perú y Bolivia. Probablemente se ejecute, sin embrago, nada se compara a la experiencia de viajar en el único buscarril de Bolivia, experiencia más próxima al tren de antaño.

Video San José incluye la culinaria en su oferta turística



Desde el ministro de Turismo y Cultura, Marko Machicao, hasta las autoridades locales y los mejores chefs que participaron en el Posoka Gourmet, aseguran que este evento incorpora otro potencial para que los municipios de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos se conviertan en destino turístico permanente.

Carlos Hugo Molina, presidente del Centro para la Participación y Desarrollo Humano Sostenible (CEPAD), cree – como metáfora- que “ el turismo es una locomotora funcionando y en marcha a la que se le puede cargar nuevos vagones en la construcción de lo chiquitano como propio, también a partir de su comida”.

Molina aclara que no existen los indios chiquitanos, sino la apreciación de los conquistadores sobre el tamaño de las casas donde vivían los originarios, pero hay elementos comunes como la música barroca y el tallado que les identifica como tales a todos estos pueblos.

La incorporación del festival de la orquídea, que no tiene nada que ver con las misiones, por ejemplo, le suma un valor turístico y eso ocurrirá con la gastronomía que era el vagón que faltaba para ese tren que está en marcha -que es el turismo- se consolide, según Molina.

Molina cree que “el hilo negro no hay que inventar sino hay que aprovechar para costurar esos retazos y lograr una oferta completa”, es decir un producto. Se trata de lograr una alianza público privado que permita avanzar.

El presidente del Cepad cree que el trípode para el éxito del turismo se asienta en estos elementos como la academia que dinamice el pensamiento, los emprendedores que inviertan y generen excedente y luego el ente público que aglutine esos esfuerzos y promueva las acciones concretas.

Locro y majao

Sobre el debate que ha creado la teoría de la investigadora Susana Hurtado que asegura que el locro y el majao nacieron en la cuna de la cruceñidad, indicó que le parece muy útil porque si bien no hay datos con precisión histórica hay una construcción simbólica que tiene un elemento fundamental que es el acto de fe y adscripción para la reconstrucción de cómo surgieron estos platos típicos que hoy nos identifican.

"Era un contingente de personas que cambiaron su escenario y se adecuaron a los elementos que encontraban para alimentarse", señalan las crónicas que utiliza la doctora Susana Hurtado para plantear su teoría de que el locro y majao nacieron en Santa Cruz la vieja.