miércoles, 26 de diciembre de 2012

La mejor Navidad en Villa Serrano

ADORANDO AL NIÑO JESUS

Mientras la mayoría de la población, celebra la Navidad comprando objetos suntuosos, juguetes sofis-ticados de alto costo, Villa Serrano (Chuquisaca Centro), celebra esta festividad con villancicos y adorar al Niño Jesús al ritmo de chuntunquis y zapateo en charango, degustando buñuelos, chocolate, chicha y aloja de maíz.

Con un mes de anticipación, siguiendo el legado de los abuelos, los serranenses preparan con entusiasmo el Pesebre Mayor en la Iglesia del pueblo donde se venera a San Miguel Arcángel, Patrono de Villa Serrano.

Los niños y niñas, formando grupos como: “Los Querubines”, “Angelitos”, “Pastorcitos”, ”Serranitos”, ensayan la coreografía, estilos de rondas y zapateo para adorar al niño Jesús en tres inolvidables días y noches navideñas.

Virtualmente, en Villa Serrano no existe el papa Noel, el Arbol de Navidad, como en las modernas ciudades.

“Si el papa Noel quiere participar en la Navidad de Serrano, tendría que hacerlo tocando el charango, bailando chuntunquis y saboreando chicha” (Ciprian Sandagorda Leytón).

DESDE SUCRE A SERRANO A ZAPATEAR EN CHARANGO EN LA NAVIDAD

Un gran porcentaje de la población de Sucre, acostumbra trasladarse en familia a Villa Serrano, distante a 206 kilómetros, pasando previamente por la población colonial de Tomina, de ahí se desvía a la izquierda, se cruza un puente, luego de casi una hora de viaje se llega a Villa Serrano, una ciudad en un pintoresco valle de clima templado y con abundante producción de hortalizas y frutas: Durazno, manzana, pera, maní, cítricos: naranja, mandarina, guayaba y en las planicies plantaciones de maíz, ají y hortalizas diversas, la actividad agropecuaria es la base del movimiento regional.

La revista Nuevos Horizontes de EL DIARIO, presenta a sus lectores esta estampa de la Navidad en Villa Serrano, la tierra de Don Mauro Nuñez Cáceres (+), consagrado como el PADRE DEL FOLCLORE BOLIVIANO Y MAESTRO DEL CHARANGO, este genio y digno embajador del arte y la música bolivia-na nació en Chapas, distante a 5 kilómetros de Serrano, capital de la Provincia Belisario Boeto de Chuquisaca.

LA TERNURA DE LOS NIÑOS Y EL ENTU-SIASMO DE LOS JOVENES

Serrano se caracteriza por la alegría de los niños y niñas para adorar el nacimiento del Redentor en un estilo heredado de los padres y abuelos, esta iniciativa se complementa con la participación de los jóvenes y perso-nas mayores, tanto del lugar como los ocasionales visitan-tes, los mismos en grupos visitan los domicilios para adorar al Niño Dios.

Para esto propósito se orga-nizan en fraternidades con singulares denominativos co-mo “Los medio usos”, “Palas”, “Chupaflores”, “Khara pan-zas”, “Supremos”, “Munich”, “Surapatas”, “Wistu Vidas”, “Ferros”, “Taitas”, “Peces”, “Badulaques”, “Buñuelos”, “Gorriones”, “Faraones”, “Chi-wancos”, “Piratas”, “Pata y lanas”, “Trasnochados”, etc.

“EN EL BELLO PUEBLO DE SERRANO CARIÑO NO FALTA PARA NADIE”

Esta leyenda, se destaca nítidamente en un cartel en la plaza de Serrano, es el mensaje que dejó don Mauro Nuñez, es que en este pueblo la característica es la hospitalidad y afecto a todo visitante, pues los serranenses demuestran cariño para todos los parti-cipantes en sus diferentes festividades regionales.

Además, en Navidad, nadie puede estar ocioso en casa o sentado en la plaza, necesa-riamente debe incorporarse a algún grupo para adorar al Niño Jesús, pero recibirá de estímulo sabroso de vasos de chicha, aloja, un coctelito y fundamentalmente afecto, podrá hacer nuevas amistades, esa es la esencia de la Navidad en este bello pueblo.

ZAPATEO EN CHARANGO EN 30 ESTILOS

Singular oportunidad, para apreciar la des-treza y habilidad de las señoritas serranen-ses, además de guapas y hábiles para zapatear al ritmo del charango en ¡30 ESTILOS...! sincronizados y en grupos, esta demostración en competencia se desarrolla en el Coliseo Cerrado con asistencia de numeroso público, obviamente, los organiza-dores entregan importantes premios a los grupos ganadores.

“El redoblado”, “Thiquitas”, “Chiu Chiu”, “Pastorcitos”, “El Gallito”, “La cadena”, “Imilli-ta”, “El Grillo”, “Ovejitas”, “Taquito”, “Tembla-dera”, “Chaskas”, y otros estilos de zapateo caracterizan a las hábiles mujeres serranen-ses.

Los artistas de Serrano, con guitarras, man-dolinas, charangos, acordeones, quenas y otros instrumentos interpretan hermosos chuntunquis y tonadas dedicas al niño Jesús, toda un fusión de tradición, música, danza y la consigna es el de compartir la Fiesta de la Navidad en un acto de fe cristiana.

El zapateo serranense, se inició en la década del 60 en el pasado siglo, en virtud a la creatividad e inspi-ración de don Mauro Nuñez, imitando el redoblado y baile de los pobladores de Zamora, Sipotendí y Yunguillas, quie-nes conservan esta forma de baile rápido desde sus antepasados en el ritmo del alegre charango.

Al término de la Navidad, las fraternidades juveniles organizan parrilladas a la sombra de sauces y molles en la ribera del río “Pescado”, las praderas contiguas a la represa de agua, donde se divierten bailando con ale-gría, muy hábiles en la com-posición y coplas prometien-do volver para la próxima Navidad.

La revista Nuevos Horizontes de EL DIARIO, a tiempo de mostrar esta faceta genuina, como una de las costumbres y tradiciones en nuestra amada Patria, hace propicia la oca-sión para desear a todos los bolivianos ¡UNA FELIZ NAVIDAD Y UN VENTUROSO AÑO NUEVO! ¡MIL FELICIDADES…!

(Antenor Fernández Yañez, cel. 73041229).

No hay comentarios:

Publicar un comentario