viernes, 30 de septiembre de 2011

Hasta ahora, el país tiene diez patrimonios de la humanidad

Entre sitios y expresiones culturales, Bolivia tiene diez patrimonios culturales tangibles o intangibles de la humanidad declarados como tales por la Unesco.

Potosí fue uno de los primeros sitios de Bolivia en ser declarado Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad, en 1987.

Luego, en 1990, las Misiones Jesuíticas de Chiquitos, ubicadas en el oriente del país, también recibieron la declaratoria.

Al año siguiente, en 1991, la ciudad de Sucre, conocida como Charcas o la Ciudad Blanca, recibió el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El sitio arqueológico y cultural Samaipata, situado al suroeste de Santa Cruz, recibió la declaratoria en 1998.

En 2000 se declaró patrimonio al sitio arqueológico de Tiwanaku. Después, ese mismo año, destacado por su riqueza natural, fue reconocido el Parque Nacional Noel Kempff Mercado.

Al año siguiente, en 2001, el Carnaval de Oruro se llevó el título de Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad.

En 2003, la cultura Kallawaya, de la provincia Bautista Saavedra del departamento de La Paz, también recibió el reconocimiento de la Unesco, cotizado por todos los países del mundo.

Las características históricas y turísticas de estos diez patrimonios fueron recolectadas en la publicación del Altas Patrimonial de Bolivia.