domingo, 7 de abril de 2013

Joyas en medio del Salar

Radiante y atractiva.
El Salar de Uyuni atrae más turistas e inversiones a los hoteles Cristal Samaña (foto), Luna Salada y Palacio de Sal.


Sorprendidos por su excéntrica belleza, todos los que llegan a visitarla no dejan de mirarla una y otra vez, quedando ya en el lugar más deslumbrados todavía.

La temporada lluviosa aumenta su brillo y hoy el gigante salar de Uyuni luce una radiante blancura con cristales de sal que alumbran como diamantes bajo el cielo azul.

Con esa impresionante vista, que muestra un rostro diferente pero igual de encantador en temporada seca, los tres hoteles de sal construidos a sus orillas atraen cada vez a más turistas de diversas partes del mundo.

El anuncio oficial de que el Rally Dakar 2014, la prueba ‘raid’ más importante del planeta, pasará por esa zona ha elevado más el entusiasmo de esas empresas, que avizoran que el flujo turístico crecerá, por lo que planean una serie de inversiones en mejoras y ampliaciones.

Cristal Samaña, Luna Salada y Palacio de Sal son los tres emprendimientos hoteleros construidos con bloques de sal que dejan lucir su original silueta en medio de esa maravillosa ‘joya’ de la naturaleza. Los servicios que se brindan desde allí han conquistado la atención, sobre todo de los turistas extranjeros que buscan darse el gusto de dormir entre sus muros de sal. Pasar una noche allí puede costar desde $us 100 por persona.

Destino turístico
El salar de Uyuni, ubicado en el departamento de Potosí (suroeste de Bolivia), es el mayor de- sierto de sal continuo del mundo, con una extensión de 12.106 kilómetros cuadrados (km²). Se encuentra a 3.700 metros sobre el nivel del mar y es uno de los lugares turísticos que más visitantes atrae al país.
Según datos del Viceministerio de Turismo, la cantidad de visitantes en Uyuni ha ido en aumento y en 2011 ya atrajo a 68.941 turistas.

Durante la temporada de lluvias, la mayoría de las personas que llegan hasta ese destino es de origen japonés quienes buscan deleitarse con el mágico espectáculo que ofrece el salar de Uyuni lleno de agua. Ya en temporada seca, que se inicia en junio, se espera una masiva llegada de visitantes europeos.
Pionero en hoteles de sal
Palacio de Sal fue el primer hotel de ese tipo construido en medio del salar de Uyuni. La obra, edificada en 1998, permaneció allí hasta 2001 cuando se decidió trasladarlo hasta orillas del Salar, en el municipio de Colchani, donde fue reabierto al público a partir de 2004.

Palacio de Sal ahora forma parte de una cadena hotelera que incluye, además, los hoteles Jardines de Uyuni (Uyuni) y Jardines de Mallku Cueva (entre Uyuni y Laguna Colorada).

Juan Quesada, que falleció hace unos años, fue el visionario que impulsó esos emprendimientos turísticos, explica Lucía, su hija, que junto a su hermano y a su mamá ahora llevan las riendas del negocio familiar. Este hotel abarca 4.500 metros cuadrados y tiene 24 habitaciones para 48 personas. Hospedarse allí puede costar Bs 700 (simple) o Bs 910 (doble).

Atrae huéspedes bolivianos
El hotel Cristal Samaña cumplirá cuatro años de funcionamiento a orillas del Salar de Uyuni y en ese corto tiempo asegura estar ganando cada vez mayor fama. Proyecta invertir en mejoras para atraer más huéspedes.

Gustavo Terceros, propietario de este establecimiento hotelero, explica que han iniciado la campaña Travel Card, que busca contribuir a que más bolivianos conozcan esa región. Según indica, esa promoción da la posibilidad de que cuatro ciudadanos bolivianos puedan disfrutar de 3 días y de 2 noches en el alojamiento por $us 100. Este hotel tiene 26 habitaciones y puede albergar a 55 personas. El hospedaje cuesta allí normalmente $us 90 (simple) y $us 150 (doble).

Emprendimiento exitoso
El hotel Luna Salada no pasa desapercibido y se luce imponente desde una colina a orillas del Salar, en Colchani.

Desde su ingreso sorprende a los visitantes con su colorida decoración que contrasta con los muros, muebles y el piso todo cubierto con sal. Según se informó en el lugar, este hotel cuenta con 30 habitaciones y una capacidad para 66 personas. Tiene varias áreas de esparcimiento.
1 Cúpulas con bloques de sal
Innovador
El hotel Palacio de Sal tiene 24 habitaciones, que llaman la atención porque se asemejan a iglús. 

3 Habitación
con clima cálido
El hotel Luna Salada (foto arriba) cuenta con 30 habitaciones y capacidad para 66 personas. A la calefacción que tiene cada cuarto se suman otros materiales que mantienen cálido el ambiente.


4 Para la distracción
de los huéspedes
La foto de la derecha (arriba) muestra el restaurante del hotel Cristal Samaña. La foto del lado deja ver parte del mobiliario del hotel Palacio de Sal que tiene  24 habitaciones para 48 personas.

Excéntrico y acogedor
Todos los ambientes del hotel Luna Salada lucen una colorida decoración que contrasta con el blanco de los muros