domingo, 10 de enero de 2016

Tiraque, el destino turístico del amor

Un lugar paradisíaco contrastes naturales

En el punto de transición entre el Valle Alto y la zona tropical del departamento de Cochabamba se encuentra el municipio de Tiraque, región llena de contrastes naturales y culturales, gracias a su condición geográfica marcada por cinco pisos ecológicos: la zona de los valles, cabecera de valle, transición, puna y yungas.

Esta composición también hace que su vasta geografía sea una caja de sorpresas en recursos turísticos.

Hay que subrayar que la mayoría de los lugares turísticos son poco o nada conocidos, con la excepción de Ch’ejta rumi y la Fuente del amor.

Pero hablar sobre el municipio de Tiraque no tiene por qué condensarse en estos dos atractivos, pues existen muchos más.

Precisamente a fin de mostrar otras ofertas, sus autoridades municipales se han propuesto fomentar el turismo interno mediante una serie de acciones.

Una de ellas es la edición de un mapa turístico que expone cinco rutas y circuitos: el “Centro Histórico”, la “Ruta del Amor”, “Ruta de Ch’ejta Rumi”, “Ruta de Infiernillos” y el “Circuito de las Lagunas”. Estas ofertas turísticas solo reflejan a las cuatro zonas, con excepción de los yungas, cuyos atractivos pueden ser visitados en cualquier época del año.

CENTRO HISTÓRICO

Esta ruta tiene como protagonista al centro poblado de Tiraque, capital de la provincia del mismo nombre, cuya raíz como población emerge en los albores de la colonia; en calidad de encomienda desde 1566.

Con el devenir de los años fue creciendo hasta convertirse en un pueblo; fruto de ello es que en la actualidad es posible apreciar todavía contadas casonas de estirpe colonial y republicana, ubicadas alrededor de la plaza principal 10 de Octubre y las calles adyacentes.

Entre los atractivos destacan la iglesia de San Antonio de Padua, el edificio municipal, las capillas del Señor de Exaltación y Santa Vera Cruz, y la feria comunal de los viernes, por citar entre algunos.

RUTA DEL AMOR

Ni Eros, dios griego mitológico del amor, se habría imaginado que en Tiraque, región de clima frío, llegaría a denominarse como el paraíso de los enamorados, gracias a la complicidad de la madre naturaleza.

Tres espacios naturales encumbran a esta ruta romántica: la Fuente del amor, el Refugio del amor y el Bosque de los enamorados.

Alfredo Medrano (+), escritor tradicionalista cochabambino, al describir sobre las bondades turísticas de estos tres atractivos naturales, oportunamente define a Tiraque como la “Tierra del amor”.

No es de extrañar que Tiraque tenga ese título bien ganado, pues los comentarios locales cuando se refieren a estos atractivos inmediatamente destacan sus virtudes emocionales que surten efecto en las parejas.

Por ejemplo, sobre la Fuente del amor, la tradición señala que si una persona desea ser correspondida en el amor, o en el mejor de los casos si quiere mantener una pareja, los tiraqueños recomiendan beber de sus aguas. En cuanto al Bosque y el Refugio, vienen a ser el complemento a las sensaciones emocionales y afrodisíacas que despiertan estas aguas.

RUTA DEL CHE’EJTA RUMI

Nutrido por frondosos alisos, eucaliptos y kewiñas, esta ruta se encuentra en medio de un desfiladero, regada por el río Millu Mayu. El lugar de por sí ya es un atractivo turístico natural, pues caminar por los senderos diseñados en medio de los enormes árboles supone hacer turismo de aventura, ecoturismo o aviturismo.

Los atractivos más visuales se centran en los molinos, la cascada y la enorme roca partida, llamada Ch’ejta rumi, y de quién esta ruta adopta el nombre. Sin embargo, cabe subrayar que a la par de la belleza natural reinante, el lugar se hace apto para el turismo místico, dada las leyendas que se tejen sobre la gigantesca piedra y los molinos.

Según los comentarios locales, la pequeña cueva existente a espaldas de la gigantesca piedra, hoy denominada como el “Refugio del amor”, era la morada del demonio y de una hermosa mujer: el primero, un ser sobrenatural y la otra, una mortal que, según la leyenda mantenían una relación amorosa.

Sobre los molinos también se dicen que es el hogar de unos pequeños duendecillos, quienes a ciertas horas de la noche salen a jugar por los parajes.

Dada su ubicación a escasos dos kilómetros al norte del centro poblado de Tiraque, la zona es bastante visitada los fines de semana por turistas que gustan acampar, ya que en esta ruta existe un espacio destinado especialmente para ese fin.

RUTA DE INFIERNILLOS

Ubicada al sudeste del centro poblado de Tiraque, siguiendo el camino antiguo a Santa Cruz, esta es otra de las rutas donde la madre naturaleza juega un papel importante.

El nombre de “infiernillos” no precisamente se debe a que el lugar presente temperaturas elevadas, sino porque en horas pico y especialmente en invierno, la zona se torna bastante gélida.

Sin embargo, esto no lo hace menos interesante, porque recorrer toda la ruta supone descubrir hermosos parajes propios de las punas andinas. El recorrido comienza en Koari, lugar donde se encuentra una capilla colonial.

Después están los Chucu chuquitos, nombre con los que se ha denominado a dos puntos de ventas de comidas típicas de paso. A partir del puente de Kayarani, siguiendo el camino hacia la cordillera, el escenario natural se descubre con la imponente presencia de ejemplares de puya raimondi y los bosques de kewiñas. El final del trayecto es la laguna artificial de Infiernillos.



CIRCUITO DE LAS LAGUNAS

Si de algo puede presumir el municipio de Tiraque es la existencia de innumerables manantiales y afluentes, lo que ha movido a sus autoridades cosechar sus aguas mediante la construcción de varias represas en gran parte de las alturas de su vasto territorio. Estas represas forman

el “Circuito de las Lagunas”.

El recorrido puede tomar de uno a dos días, debido a la distancia que existe de una laguna a otra. Entre las más importantes está Pacha Khocha, Totora Khocha, Kewiña Khocha y Q’omer Khocha. El circuito también incluye la visita al emblemático Juno, el monte más alto de esta parte de la cordillera Oriental e ícono regional.

en cualquier época del año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario